Bandas en Tuluá siguen reclutando niños para consumo y venta de estupefacientes: Personería

El personero delegado para los derechos humanos de Tuluá (Valle), Martín Hincapié, aseguró que bandas delincuencias siguen reclutando con engaños a niños, niñas y adolescentes a las afueras de los colegios, para que consuman y vendan estupefacientes en las aulas de clase. 

En diálogo con RCN Mundoel funcionario señaló que los entornos escolares siguen siendo el mayor riesgo al que se enfrentan los menores diariamente, pues las organizaciones dedicadas al tráfico de estupefacientes se ubican en cercanías de las instituciones educativas para engañar a los niños.

Hincapié aseguró que son frecuentes las denuncias contra estas bandas que instrumentalizan menores, principalmente para la venta de estupefacientes.

«Empiezan a ofrecer y a incentivar a los jóvenes para que exploren el consumo de las drogas. Les regalan las drogas y cuando el joven ya tiene una dependencia, inmediatamente se convierte en un potencial cliente y en un distribuidor para pagar lo que se va a consumir y eso es lo que viene ocurriendo en Tuluá», dijo el personero. 

El personero delegado explicó que los docentes tienen que enfrentarse a los efectos que producen estas drogas en los organismos de los menores, al igual que a las retaliaciones de las ‘pandillas’ que se crean en medio de los enfrentamientos en las aulas de clase. 

«Encontramos que es una situación sistemática se está presentado para inducir al consumo de sustancias alucinógenas a los menores. Pero además de consumir, la idea es que se vuelvan clientes de estos grupos y terminen trabajando para ellos a través de la distribución y comercialización», señaló Hincapié. 

Finalmente, el funcionario indicó que el reclutamiento de los niños se hace con el propósito de conseguir que esas drogas se distribuyan al interior de las instituciones educativas.