Investigan presunto suicidio de una profesional de la contaduría

Sin que se conozcan los motivos, una mujer de 27 años, murió en las últimas horas en la clínica Maríangel de Tuluá, luego de ingerir una sustancia tóxica.Se trata de Angélica María Vidal Uribe, quien se desempeñaba como contadora pública en el municipio de El Dovio, en el norte del Valle del Cauca.Según las autoridades, la joven mujer, que había nacido el 15 de abril de 1997, se encontraba en la sala de su casa viendo televisión junto con su madre y de un momento a otro se fue para su habitación e ingirió una sustancia rotulada con el nombre OMI-80 lo que causó serias lesiones en su organismo.Precisamente, desde el hospital Santa Lucía de El Dovio, la mujer fue remitida a Tuluá, a la clínica Maríangel en donde falleció cuatro horas después de haber atentado contra su vida.