Unas 1.000 familias indígenas fueron desplazadas por enfrentamientos en El Dovio, Valle

Preocupante es la situación que se vive en el municipio de El Dovio, Valle , por cuenta del desplazamiento hacia el casco urbano de por lo menos 1.000 familias indígenas de la comunidad Embera Chamí, que habitan en inmediaciones al Cañón de Aarrapatas.

La ORIVAC anunció que estas personas han sido amenazadas por integrantes de grupos armados, mientras que la Personería advierte que está situación puede convertirse en una crisis humanitaria.

«Sin duda alguna esto ha generado bastante tensión entre la comunidad indígena del resguardo y es muy posible que el paro armado decretado por el ELN actúe como dinamizador de ese desplazamiento; hemos solicitado activar la ruta de atención», dijo a BLU Radio Gerson Vergara, defensor regional del pueblo.

Las autoridades confirmaron que en la zona hay presencia y disputas entre el ELN, disidencias de las Farc y Autodefensas Gaitanistas de Colombia. Según Orlando Riascos, secretario de Paz del Valle, la administración ya está brindando el acompañamiento y ayudas a los afectados.

«Están llegando a las cabeceras municipales de Bolívar, El Dovio, Roldanillo y la idea es que se les brinde una atención humanitaria que inicialmente la debe propiciar el municipio. Hay amenazas, hay presencia de grupos delincuenciales por allí, hay sitios donde hay asentamientos de cultivos ilícitos», manifestó el funcionario.

Durante este viernes de febrero se desarrollará en el municipio un consejo de seguridad, en el que se buscará determinar las acciones que se tomarán en torno a esta crisis y las soluciones para la misma.