Ingeniera colombiana creó implante electrónico con el que tres parapléjicos volvieron a caminar

La vida de tres personas dio un giro inesperado luego de sufrir un accidente de moto. Pese a esto, los tres habían perdido toda capacidad de movimiento en sus extremidades inferiores y el tronco debido al corte completo de la médula.

Sin embargo, han conseguido volver a ponerse en pie y dar unos pasos. Esto, gracias a una intervención quirúrgica de 4 horas en la que se implantaron 16 electrodos directamente sobre su médula espinal.

“Es un estudio en el que mostramos que a través de la medula espinal podemos restaurar el control motor de las piernas y el poder caminar en pacientes que tienen infección de la medula muy severa”, dijo la ingeniera a Contrarreloj.

Dichos electrodos emiten pulsos eléctricos sincronizados que imitan las señales que circulan a lo largo de la médula espinal, y esta vincula el cerebro con los miembros inferiores. A su vez, los electrodos van conectados a un ordenador con un sistema de inteligencia artificial que reproduce los impulsos necesarios para caminar, montar en una bicicleta especial o remar en una piragua (en el caso de un paciente sin movilidad en el bajo tórax).

“Enviamos impulsos eléctricos de 40 a 100 por segundo y reactivamos estas neuronas que tenemos en la médula que controlan precisamente las piernas, eso nos permite restaurar el control motor, y no solamente las piernas sino también el control del tronco de la espalda que ayuda a la estabilidad, a la postura y ayuda a mejorar la calidad de vida”.

Los participantes pudieron volver a estar de pie inmediatamente después de la operación y dieron sus primeros pasos, al principio suspendidos con un arnés. “Una vez empezamos esta estimulación los pacientes sienten sus músculos, claramente es un proceso pero lo siente casi que inmediato”, explicó Gálvez.

El neurocientífico Grégoire Courtine, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), y la neurocirujana Jocelyne Bloch, del hospital universitario de la misma ciudad, dirigen el equipo científico responsable de este logro con el que buscan “hacer que esta tecnología este disponible a más personas y a más pacientes”.