¿Qué pasa con el hipo? Expertos explican qué es y cómo puedes deshacerte de él

 Es tierno cuando tu cachorro lo hace dormido. No es tan bonito cuando tienes una conversación seria con un amigo después de la comida y no puedes parar. Es el hipo.

Junto con «covid-19», «vacunas» y «ayuda mutua», «hipo» apareció como uno de los términos más buscados en Google en 2021. Esto te puede resultar sorprendente. Si es algo que le sucede a todo el mundo, ¿por qué hay tantas preguntas?

A pesar de todos los avances médicos y científicos que ha hecho la humanidad a lo largo de los años, todavía hay mucho que no sabemos sobre el hipo. La ironía de este hecho sorprendió al Dr. Ali Seifi, médico neurointensivista, mientras revisaba a un paciente que se estaba recuperando de una operación por un traumatismo cerebral. El paciente había estado tragando agua para curar el caso de hipo que le había surgido en su habitación del hospital.

«Se volvió hacia mí y me dijo: ‘Doctor, estamos en el siglo XXI. Ustedes tienen tratamientos para el cáncer, para los accidentes cerebrovasculares, para los infartos, pero no para una cosa tan sencilla como el hipo», dijo Seifi, director de la unidad de cuidados intensivos de neurología y profesor asociado del departamento de neurocirugía del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio.

Seifi desarrolló una sencilla herramienta llamada HiccAway, un tubo de plástico parecido a un popote que aumenta la presión para bajar el diafragma cuando se bebe, que, según él, es eficaz para detener el hipo en la mayoría de las circunstancias. Pero todavía hay muchas cosas que el público y la comunidad médica no entienden sobre este fenómeno tan común, añadió.

¿Qué es el hipo?

Para entender el hipo, hay que conocer el diafragma, el principal músculo que controla la respiración, que se encuentra justo debajo de los pulmones y cerca del estómago. Al inspirar, el diafragma se contrae y el pecho se expande.

El hipo es un espasmo repentino de ese músculo, explica Seifi, y envía un mensaje al cerebro para que cierre esta “tapa” de la garganta una y otra vez, de ahí el sonido «hic».

El sonido «up» se debe a la liberación de la presión cuando se abre el diafragma, explicó el Dr. Mark Fox, profesor de gastroenterología de la Universidad de Zúrich, Suiza.

¿Qué causa el hipo?

La respuesta a la pregunta de qué lo causa es quizá decepcionante: con frecuencia, lo desconocemos.

El hipo puede ser provocado por muchas cosas cotidianas, como la comida picante, el alcohol, las bebidas gaseosas, comer demasiado rápido, una comida copiosa o el reflujo ácido, explica Seifi.

Por ejemplo, la comida picante: puede irritar químicamente el estómago y, dado que el estómago está tan cerca del diafragma, puede estimular el espasmo del músculo, lo que alerta al cerebro para que tenga hipo, explica Seifi.

La irritación afecta a los nervios que conectan el cerebro con el intestino, dijo Fox.

¿Y el propósito del hipo? En realidad, también hay solo conjeturas, dijo Seifi. Algunos científicos teorizan que hubo un momento en la evolución en el que la vida se trasladó del agua a la tierra, y esos organismos necesitaban algo para evitar que el agua entrara en sus pulmones, añadió.

¿A quién le da hipo?

A todo el mundo, dice Seifi.

Los niños, los adolescentes, los adultos y los perros tienen hipo. Incluso existe la creencia en la comunidad científica de que todos los mamíferos tienen hipo, dijo Seifi.

Son más comunes en los humanos jóvenes, dijo Fox. De hecho, el hipo puede ser muy común en los bebés en el vientre materno, lo cual es interesante, porque todavía no están usando sus pulmones, dijo Fox.

«La razón por la que creo que la mayoría de la gente piensa que el hipo se produce (en el útero) es que en realidad se están entrenando los músculos respiratorios en el vientre materno… porque se necesita respirar en cuanto se nace. Al contraer y relajar repetidamente el diafragma y los (otros) músculos respiratorios, el bebé se entrena», explica Fox.

Pero a medida que los seres humanos envejecen, no hay un patrón claro sobre a quién le da más hipo.

«Esa es la pregunta del millón», afirma Seifi. «Nadie sabe por qué algunas personas tienen más hipo».

Podría tener que ver con la variación de los cuerpos humanos, añadió. Una persona puede tener el diafragma más pegado al estómago que otra, y por tanto su irritación estomacal es más probable que provoque hipo.

¿Cómo se trata el hipo?

A menudo, cuando alguien empieza a tener hipo, comienza un debate entre todos los que están cerca sobre qué remedio casero es la verdadera cura.

Todos tienen un poco de razón, dice Seifi.

Ya sea aguantar la respiración, beber vasos de agua rápida y sucesivamente, beber boca abajo o asustarse, Seifi dijo que en realidad hay buena ciencia detrás de los remedios caseros transmitidos de generación en generación.

Los que implican respirar o beber incluyen largas contracciones del diafragma, y asustarse o sorprenderse puede afectar a los nervios que se asocian con el hipo, dijo Seifi.

«No sabían lo que hacían, pero en realidad estaban apuntando a estos músculos», dijo sobre los creadores de los remedios caseros.

Hay casos en los que el hipo prolongado que dura más de dos días puede ser un síntoma de otro problema, y en esos casos, Fox recomienda acudir al médico. Pero para las situaciones más típicas, seguir con los remedios probados puede ser la mejor opción, dijo.