Consejo de Estado tumba exención de impuestos a RTI y amenaza a productoras de TV

En una autentica novela, pero de terror, para la industria de televisión nacional que se convirtió en un proceso de revisión de impuestos que realizó la Dian a la productora RTI en 2011 y que terminó en marzo del año pasado, por orden del Consejo de Estado, en una millonaria condena a la productora de televisión de 21 mil millones de pesos y un precedente que amenaza a todas las realizadoras de novelas, documentales, programas y hasta películas de cine en el país.

El alto tribunal ordenó eliminar la exención del IVA del 19% a los realizadores de televisión que exportaban sus producciones y que, por cosas del destino se reproducían después en Colombia.

Ejemplo, si una novela era vendida a un canal extranjero y años después dicha novela se emitía en colombia, la productora colombiana deberá pagar el IVA correspondiente, tanto por la producción como por la exportación, situación que termina generando un deficit económico a las productoras que terminarán encareciendo sus servicios y dejando el mercado a otros países que los realizarán a menor costo.

Al respecto, Eduardo Flórez, vicepresidente Administrativo de RTI en diálogo con La W explicó que “las consecuencias, en primera instancia fueron económicas, aunque recientemente salió una ley de amnistía que nos permitió reducir el pago directo a la Dian que tuvimos que pagar en diciembre algo más de $7.500.000.000 de pesos más la pérdida de la devolución del IVA con lo cual nuestros estados financieros se vieron afectados en más de $10 mil millones de pesos”.

Tras la millonaria condena, la productora acudió a la Corte Constitucional con el fin de aclarar dicha situación, ya que la regulación actual elimina dicho impuesto.

Sobre ello, Flórez indicó que hubo un cambio en el Estatuto Tributario el cual ya permite que a través de un sistema tecnológico se pueda traer las producciones desde afuera, pero para el caso de RTI es que le produce a una empresa americana, esa compañía le vendió a otra y esta le vendió a otra colombiana y, “terminamos nosotros con esa carga”, enfatizó.

Sin embargo, el Consejo de Estado sentó un precedente que amenaza a la industria de la producción nacional de televisión que compite actualmente con los bajos costos de productoras internacionales. Será el Tribunal Constitucional el que defina si se puede evitar esta tragedia para los productores de televisión en Colombia.

Medianamente hoy se están favoreciendo los productores de exportación pero corren el riesgo de que el Consejo de Estado cambie de posición y llegue a la consideración de que deben se gravadas, agregó Flórez.