Cecilia, la primera bartender con inteligencia artificial, debutó en Miami

Cecilia, la primera bartender desarrollada con inteligencia artificial capaz de interactuar con los clientes, debutó este miércoles en una universidad de Miami, en el sur de Florida (EE.UU.), donde fue presentada como una «innovadora solución» para el sector de la hostelería.

La máquina, que puede servir un cóctel en unos 30 segundos desde que saluda al cliente, se perfila como un apoyo factible ante la escasez de mano de obra que en los últimos tiempos sufre el sector del turismo, en especial desde el estallido de la pandemia de la COVID-19, según especialistas.

«Creo que en muchos casos va a ser una gran nueva opción para los huéspedes», dijo Brian Connors, director del Bacardi Center of Excellence, centro que forma parte de la Chaplin School of Hospitality & Tourism Management de la Universidad Internacional de Florida (FIU) y que va a ser el nuevo hogar de Cecilia.

«Definitivamente puede ayudar a las empresas e incluso a los trabajadores, para quienes puede hacer sus labores más rápido», dijo a su turno Elad Kobi, presidente ejecutivo de Cecilia.ai, la compañía israelí responsable de la fabricación de la máquina, que se ha lanzado por ahora solo en Estados Unidos.

Connors señaló que hoy más que nunca el sector de la hostelería tiene que ver con una mezcla de alta tecnología y «high touch», y agregó que ese punto de unión lo logra «de forma memorable» Cecilia, que ya fue exhibida con éxito en la reciente feria tecnológica CES, celebrada en Las Vegas (Nevada, EE.UU.) en enero pasado.

El directivo se mostró complacido de que la universidad floridana sea la primera en EE.UU. que se hace con un desarrollo tecnológico de estas características y auguró una excelente reacción del público general cuando se presente en el próximo Festival de Comida y Vino de South Beach (SOBEWFF) de Miami, que se desarrollará del 24 al 27 de febrero.

Además de la FIU, en Estados Unidos solo se puede encontrar otra «Cecilia» en la sede corporativa de Microsoft, en Seattle, en el estado de Washington.