En la Iglesia Católica trasladan a los sacerdotes para encubrir los abusos: Matthias Katsch

Salieron algunas acusaciones de encubrimiento contra altos miembros de la Iglesia Católica alemana que salpican al propio papa emérito Benedicto XVI, en casos de abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes.

Una década después, un informe presentado en el estado de Baviera revela que altos cargos de la Arquidiócesis de Múnich y Freising encubrieron a sacerdotes que ya habían sido señalados de abusar a niños, pero las denuncias fueron ignoradas.

Matthias Katsch, vocero de la organización Eckiger Tish, que representa a personas afectadas por abusos sexuales en la Iglesia Católica en Alemania, manifestó en La W que “hay claras pruebas que el papa emérito Benedicto XVI fue el responsable de aceptar a un sacerdote que era acusado de violar una ventana de niños más”.

Indicó que “no nos puede dejar satisfecho este informe porque se trata del sufrimiento de muchas personas, pero es importante porque nos llama la atención que la crisis de la Iglesia Católica llega hasta la cúpula, que es el sistema de mandar a sacerdotes que han atentado contra niños de un lugar a otro, encubriendo los hechos. Es un sistema que se ha dado en muchos lugares y ahora tenemos una prueba con la máxima autoridad de la iglesia”.

Matthias Katsch también señaló que “unos 20 niños sufrieron abusos por parte de este sacerdote, trasladado hacia Múnich”. Además, expresó que “lo admitió finalmente, después de negarlo por varios años. Hasta que los abogados llegaron con pruebas, así que no le quedó de otra”.