Veterinaria terminó como responsable de la muerte de mascota tras bañarla

A wet cream havanese dog is bathing in a tube and looking up

El centro de salud había aclarado que se trataba de un paro respiratorio.

Una perrita conocida como Mapu falleció el 6 de febrero del 2021 luego de que sus dueños la llevarán a una veterinaria para que le realizarán un baño.

Tras dejarla en el centro de salud animal, los dueños fueron llamados y les indicaron que la perrita había fallecido supuestamente por un paro respiratorio. Estás afirmaciones de la veterinaria no concordaban con la verdad.

Los dueños de Mapu no quedaron satisfechos con la respuesta de la veterinaria sobre la muerte y decidieron realizar una necropsia. Los resultados indicaron que la perrita tenía lesiones en su cuello y había sido ahorcada.

Con lo anterior se realizó una investigación judicial en donde la Fiscalía determinó el pasado 13 de enero que la mujer que trabaja en el lugar era culpable