Racha violenta en Buga, con cuatro homicidios en menos de una hora

El primer caso se registró hacia las 8:00 p.m. en la calle 16 con carrera 20 en inmediaciones del paso a nivel del barrio Paloblanco, en donde los criminales acabaron con la vida de un hombre identificado como Antonio Salazar, más conocido en el sector como el “Loco Toño”.

Casi de manera simultánea, pero en el otro extremo de la ciudad, tres jóvenes, al parecer estudiantes de Derecho, fueron asesinados dentro de una vivienda ubicada en la carrera 2 número 6-31 del barrio El Molino.

Minutos después arribaron al sitio funcionarios del CTI de la Fiscalía quienes practicaron las diligencias de reconocimiento de los cadáveres de Nicolás Franco Ortiz, de 22 años y Miguel Ángel Londoño Ayala de 20 años, quienes registran múltiples disparos en diferentes partes del cuerpo.

En los mismos hechos perdió la vida la novia de una de las víctimas, identificada como Michell Di Mauro, de 22 años.

De Nicolás Franco Ortiz, se informó que era el hijo del propietario del tradicional almacén de calzado El Tigre de Buga.

Al parecer, los responsables del triple homicidio habrían utilizado armas con silenciador porque los vecinos del sector no escucharon las detonaciones, solo se percataron del hecho cuando uno de los familiares de las víctimas ingresó a la vivienda y se encontró con la macabra escena.

Es de recordar que en enero de este año cinco jóvenes fueron asesinados y dos personas más resultaron heridas en un ataque armado ocurrido en una finca de recreo ubicada en la vereda Cerro Rico, a 20 minutos del casco urbano de Buga.

En octubre pasado, tres personas, entre ellas una menor de edad murieron en una masacre perpetrada al interior de una vivienda ubicada en el barrio San Antonio de Buga a las autoridades adujeron que se trataba de un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes.

Precisamente, para analizar el problema de orden público en la Ciudad Señora en la mañana de hoy se realizó un consejo extraordinario de seguridad el cual fue presidido por el comandante de la policía Valle, coronel Nelson Dabey Parrado Mora.