En Tuluá se impusieron más de 30 comparendos por violación al código de policía y se inmovilizaron 50 motocicletas durante celebración de Halloween.

También hubo comparendos por violación al Decreto del Toque de queda por parte de la Gobernación.

Este fin de semana estuvo enmarcado por la celebración de Halloween y el puente festivo, con el fin de preservar la seguridad de los Tulueños el segundo distrito de policía tuvo a su disposición más de  200 uniformados para el desarrollo de la diferentes actividades preventivas y de control en aras de evitar hechos delictivos durante esta fiesta .

El balance de las autoridades tras esta jornada indica que en Tuluá fueron impuestos 31 comparendos por violación al código nacional de seguridad y convivencia en su mayoría por porte de arma blanca y estupefacientes, 50 motocicletas inmovilizadas, además de varios comparendos a padres de familia por violación al Decreto del Toque de queda por parte de la Gobernación para los menores de edad.

De acuerdo con lo mencionado por el Mayor Mauricio Molina Comandante de estación, también fue necesario trasladar a un total de 60 personas a la estación de policía para verificación de antecedentes tras el llamado de la ciudadanía que alertaban sobre un comportamiento sospechoso.

El oficial también se refirió a las riñas que tuvieron lugar durante la madrugada del sábado en la zona de discotecas de la ciudad y el domingo en el sector de la Avenida Cali, señalando que fueron derivadas por la ingesta de licor e intolerancia entre los involucrados, en uno de los casos una persona resultó lesionada con arma  siendo trasladada a un centro asistencial.

En el informe también se destacó la captura de un hombre por el porte ilegal de arma de fuego y la aprehensión de un menor por el delito de violencia intrafamiliar.