investigación puso de relieve que los olores de ciertos humanos son más atractivos para los mosquitos que otros

El resultado de una nueva investigación publicada recientemente en la revista Current Biology confirma que los mosquitos suelen atacar a ciertas personas más que a otras y revela que los científicos han hallado una fórmula para evitar el ‘acoso’ constante de estos insectos.

 

De acuerdo con el estudio, realizado por expertos de la Universidad de Washington (EE.UU.), los mosquitos son capaces de aprender a asociar un olor particular con un desagradable choque mecánico similar a ser aplastado, por lo que evitarán ese olor la próxima vez.

Cuando los investigadores expusieron a los mosquitos a una elección entre mangas con olores humanos y mangas sin olor, los insectos prefirieron los olores humanos, pero cuando repitieron la prueba esta vez utilizando mosquitos que habían estado expuestos a los olores humanos junto con vibraciones mecánicas (capturadas por alguien golpeándose el brazo), los mosquitos no mostraron preferencia por las mangas que olían a humanos.

“Una vez que aprendieron esa asociación, realmente reprimieron sus respuestas”, explicó el doctor Jeffrey Riffell, quien estuvo a cargo del estudio.

De igual manera, la investigación puso de relieve que los olores de ciertos humanos son más atractivos para los mosquitos que otros, probablemente debido a la composición de su aroma, y que los insectos aprendieron a esquivar estos olores más fácilmente.

Visto 16 veces Modificado por última vez en 31 Ene 2018
Inicia sesión para enviar comentarios