Las disculpas de Facebook no convencen en Bruselas

La esperada comparecencia del fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, ante el Parlamento Europeo dejó ayer pocas novedades, promesas insatisfactorias y un mal sabor de boca entre los líderes de los grupos políticos.

 
 

En una comparecencia restringida de apenas una hora y media, aunque finalmente retransmitida, Zuckerberg aprovechó las ventajas del formato, la agrupación de las preguntas de la decena de eurodiputados, para repetir su disculpa por los errores y prometer cambios. "Llevarán tiempo" pero "vamos a hacer lo correcto", subrayó.

 

Traía el discurso bien aprendido de su comparecencia ante el Congreso de EEUU. Pero los eurodiputados también conocían sus respuestas. Por eso, los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) y los liberales cargaron desde el principio con una poderosa amenaza de desmembrar el negocio monopolístico de Facebook, que también posee Instagram y WhatsApp, como verdadera solución para poner coto a su desmesurado poder. "Es el momento de hablar de romper el monopolio de Facebook. ¿Me puede convencer de no hacerlo?", le preguntó directamente el líder del PPE, Manfred Weber. "Creo que tenemos un problema enorme, y no se va a solucionar diciendo que nos vamos a regular nosotros mismos", le soltó el jefe de los liberales, Guy Verhofstadt, quien le pidió que abra las tripas de su empresa a los servicios de competencia de la Comisión Europea para ver si existe un monopolio.

Visto 70 veces
Inicia sesión para enviar comentarios