MURIÓ EN TULUÁ EL LOCUTOR FELIZ, ÁLVARO VALENCIA RUÍZ Featured

07 Abr 2018
MURIÓ EN TULUÁ EL LOCUTOR  FELIZ,  ÁLVARO VALENCIA RUÍZ

De un infarto al corazón y mientras se encontraba en su vivienda del barrio Salesiano de Tuluá, falleció Álvaro Valencia Ruiz, quien fue considerado como uno de los locutores mas importantes de esta región del país.  

Próximo a cumplir   67 años, Alvarito, como era llamado este profesional del micrófono, actualmente era sometido a diálisis ante problemas renales. Su esposa, Alicita Arias, hija del ya fallecido dirigente cafetero Samuel Arias Noreña, se encuentra en atención medica en una unidad de cuidados intensivos en Cali

Pero más allá de su prestigio como periodista, locutor y presentador de eventos, Valencia Ruiz, se distinguió por su calidad de persona y solidaridad total “a tal punto que viendo que yo me acababa de casar y requería un trabajo estable, me cedió el suyo para que yo pudiera solventarme y fue precisamente en la radio ”, según dijo Guillermo León   Valencia, su hermano y también un reconocido locutor y periodista deportivo tanto del departamento del Quindío como del eje cafetero.

“Vimos como se desprendía de sus zapatos, los que estaba calzando en esos momentos, para dárselos a alguien que los necesitaba” recordó Cristian Aguirre

INICIOS

La vida radial don Álvaro paradójicamente no se inició en Tuluá donde nació en 1951, sino en la estación radial Ondas del Orteguaza 1160 AM   en Florencia   y de allí   pasó a La Voz del Caquetá. Posteriormente viajó a Tuluá y aquí estuvo en la estación Radio Reloj, con la orientación de Cesar Tabares López. Posteriormente pasó a Ondas del Valle en Cartago con al dirección de Cristóbal de los Ríos. Lo hizo también en Radio Sevilla del empresario Oscar Salazar Jaramillo. “Estando allí se dio la oportunidad y en la gerencia de Carlos Julio Vera Polo de   laborar con la entonces Radio Espacial (hoy La Cariñosa 1560 AM) donde no dejo tacha y brilló también por su particular forma sencilla de ser”, lo recordó desde Bogotá el reconocido locutor Alberto García España, quien fue su compañero de labores

La calidad de su voz y la clara expresión de cada palabra le permitieron a Valencia Ruiz ser además el mas importante lector de noticias en Radio Sucesos RCN en el viejo caldas durante   mas de diez años desde Manizales. Y como corresponsal del ya desaparecido Radio Club RCN, entrevistó para Colombia a Les Luthiers, Facundo Cabral, Alberto Cortés, Rocío Dúrcal, Paloma San Basilio, Carlos Donoso, Lucho Navarro, entre otros

PRESENTADOR

También fue presentador entre otros escenarios, en el Teatro Los Fundadores de Manizales de muchas personalidades como Alfredo Sadel, el compositor venezolano conocido como el Tenor favorito de Venezuela, Julio Jaramillo, Los Ayer’s Olimpo Cardenas, Rodolfo Aycardi, Oscar Agudelo, Raúl Aguirre, Tito Cortés, Pepe Aguilar, Raúl Valente, El Charrito Negro, Darío Gómez.

Fue la voz comercial de las transmisiones taurinas y Fernando González Pacheco, Alberto Lopera Loperita, Raúl Echavarría Barrientos, Eduardo De Vengoechea y Baraya, Vicente “Gallego” Blanco y de las transmisiones deportivas de Gustavo Tano Uribe,   Carlos Alberto Beto Serna,   Sergio Ramírez, Marco Antonio Bustos, El emperador; Juan Carlos Izquierdo y Dagoberto Puello Buelvas

De Manizales   retornó a Tuluá con expectativa fallida de gerenciar la entonces Radio Reloj, filial de Caracol y propiedad de Godofredo Sánchez. Al no darse esa oportunidad   volvió a la región cafetera   para ser el presentador de la información   en el Noticiero Todelar de Caldas.

Para estar mas cerca de su familia Álvaro Valencia, aceptó una oferta de volver a la Villa de Céspedes y aquí en RCN Tuluá en la administración de   Fernando Ossa Puerta y la dirección de noticiosa de Jesús Salcedo Usma junto a William Loaiza Amador, también se distinguió entre la comunidad que lo vieron y escucharon desde el 2008 en   PSC Televisión donde presentaba los   titulares noticioso.

METAFISICA

El hombre que tuvo la licencia 7674 del Ministerio de Comunicaciones   de Colombia, fue padre de tres mujeres y un hombre, que le dieron cinco nietos

Álvaro Valencia Ruiz, conoció la ciencia de la metafísica   que le permitió dictar charlas en el Teatro El Cid, Teatro Lido, Teatro Junín y el Palacio Nacional de Medellín, Club Colonial Comfenalco, Teatro Sarmiento, Biblioteca Publica Municipal y Club de Leones de Tuluá Y   escribir libros como Metafísica para todos,   El Pregonero y La Voz de mi alma y hacer programas radiales y de televisión como Metafísica para todos y cerca de 90 espacios de Vitaminas para el Alma (www.youtube.com/watch?v=9MNqajboLl4)

La Asociación de Periodistas y Líderes de Opinión de Tuluá le ofreció en diciembre último un homenaje junto al fotógrafo Julio Cesar Diaz Lozano.

La sonrisa impecable de Valencia Ruiz se mantuvo hasta ultima hora, aun con los quebrantos de salud. Acudió a sus compromisos con el canal de televisión   hasta el pasado 30 de marzo en donde y como de costumbre, siempre llevaba un detalle para degustar “Para endulzar la vida”.

Su humor, muy fino humor, le permitía sacarle una carcajada a todo. “Cuando yo me muera no me vayan a velar, porque de esto no les voy a dar”, comentó en su lecho   de enfermo. “Mi epitafio dirá : “Aquí sigue descansando Álvaro Valencia Ruiz, un hombre que si fue feliz”, agregó

Su anecdotario en los medios fue tan amplio. “Una vez un señor en Manizales me estaba esperando a la salida de la emisora para darme unos golpes, dizque porque cuando leí una noticia le puse la musiquita”.

Citaba a RyszardKapuściński: “ Ni la locución o el periodismo es el medio para hacer rico. Para ello   hay otras actividades” y agregaba “Pero   podrán obtener mucho dinero en otras actividades, pero ese dinero no alcanza para dar la felicidad que genera que el medio sea para darle una sonrisa de satisfacción a la comunidad, que por lo general no conocemos y nos puede cambiar de un momento a otro como suele hacer con los controles de televisión”

Jaime Torres, jefe de comunicaciones del Hospital Rubén Cruz Vélez de Tuluá, cercano a la familia del locutor fallecido dijo que el cuerpo fue cremado cumpliendo con la voluntad del locutor feliz. “Tenemos la satisfacción de saber que conocimos a una persona excepcional y un profesional sin tacha”, lo recordó el locutor y fotógrafo Wilson Olave Leal.

“Pasaran muchas generaciones para que en un solo hombre se reúna la calidad de la persona como del profesional”, puntualizó Rubiela Villegas, radioyente , hablando de Alvaro Valencia Ruiz, el hombre de radio que no resistió al ver que “La gran alicita”, como solía llamar a su esposa, estuviera en una Uci, sin él no poder hacer nada, él que tanto hizo en lo espiritual como material por tantas personas que incluso nunca conoció

Visto 62 veces
Inicia sesión para enviar comentarios