¿QUIÉN DIJO MIEDO?, COLOMBIA, A JUGAR LO NUESTRO Featured

05 Sep 2017
¿QUIÉN DIJO MIEDO?, COLOMBIA, A JUGAR LO NUESTRO

El temido Brasil, con Neymar, es el rival de este martes. Pékerman se encomienda a James y Falcao.

 

Como dice la canción del Grupo Niche, ni con un millón de gracias los colombianos podríamos pagar una victoria este martes de nuestra Selección de mayores sobre Brasil que no solo sería histórica, como la de hace exactamente 24 años (5 de septiembre de 1993) sobre Argentina, 5-0, en el mismísimo Monumental de River, y que dio origen a esa pieza musical en mención, sino que prácticamente pondría a la escuadra de José Pékerman en el umbral de la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

La primera victoria de Colombia sobre Brasil en eliminatorias mundialistas no podría llegar en mejor momento que en la tarde de este martes en el estadio Roberto Meléndez, cuyo sagrado césped será pisado por primera vez por el jugador más caro de la historia: Neymar, por el cual el Paris Saint Germain abonó 222 millones de euros por la cláusula de rescisión del contrato que el brasileño tenía vigente con el Barcelona.

Pero no es solo Neymar la atracción en el conjunto que dirige Tite. Está Casemiro, baluarte del Real Madrid que ha ganado todo con Zinedine Zidane; Paulinho, reciente fichaje del Barcelona, que pagó por él 40 millones de euros al Guangzhou Evergrande chino; Coutinho, por quien el Liverpool pidió 200 millones de euros para traspasarlo al Barça, y ni hablar de Dani Alves, otro ex jugador del Barça, hoy en el PSG, o Willian, estrella del Chelsea. La gran ausencia es Marcelo, el gran lateral izquierdo del Madrid, quien por suspensión se perderá este encuentro.

Por Colombia, el contrapeso a la constelación de estrellas de Brasil, corre por cuenta de James Rodríguez y Falcao García. El primero es casi seguro que reaparezca después de una prolongada inactividad, producto de una lesión que le ha impedido hacer su debut oficial con el Bayern Múnich. Falcao espera que la vuelta de James contribuya para que les llegue más el balón a sus pies y poder volver a celebrar goles con la Selección en eliminatoria. La última vez fue su doblete en el célebre 3-3 ante Chile, en el camino hacia Brasil 2014.

“Estamos ante un partido muy importante y motivante para todos los jugadores. Nos estamos jugando muchísimo, sabiendo que quedan tres partidos de eliminatoria. Necesitamos de toda la gente, que todo el Metropolitano sea un jugador más y que le haga sentir esa presión a la selección brasileña”, afirmó el ‘Tigre’, reconociendo que es más importante el triunfo que jugar un buen partido.

“Es importante jugar bien, pero personalmente yo quiero jugar un mundial, y necesitamos sumar para clasificar. Después tendremos tiempo de mejorar”, agregó Falcao.

Además de James, también existe la posibilidad de que Teófilo Gutiérrez va a ser inicialista, de modo que el tridente, incluyendo a Falcao, que tantas satisfacciones brindó en la pasada eliminatoria, volvería a activarse contra Brasil. Sin embargo, en los planes iniciales de Pékerman, en esa segunda línea de volante estarían Juan Cuadrado, James y Edwin Cardona.

“Nosotros queremos ganar el partido; esta Selección se ha caracterizado por eso, por ir a jugar los partidos de tú a tú con la idea de ganarlos. No podemos pensar en empates porque vamos perdiendo dos puntos, la idea es ir por los tres puntos”, manifestó el volante Carlos Sánchez.

Hoy más que nunca, la Casa de la Selección debe arropar a los pupilos de Pékerman, empujarlos a conseguir un triunfo inédito sobre la canarinha y acabar con el paso arrollador de la escuadra de Tite, que lleva al hilo nueve triunfos en la eliminatoria, los cuales le sirvieron para darle la clasificación anticipada a Rusia. Y, de paso, dejar atrás el 0-0 con Venezuela, el jueves pasado.

Este Brasil todavía no alcanza la estatura de aquel que visitó a Colombia en el Roberto Meléndez el 7 de septiembre de 2003, cuando se impuso 2-1 con goles de Ronaldo y Kaká. La base de aquel seleccionado era la que había alcanzado el título en la Copa del Mundo en Corea y Japón un año antes, con Dida, Cafú, Lucio, Roque Junior, Roberto Carlos, Émerson, Gilberto Silva y Rivaldo. Ronaldinho también vino, pero no actuó por encontrarse suspendido.

La de Tite ha ido rescatando poco a poco la identidad del fútbol brasileño después del descalabro sufrido en el último Mundial, del cual fue anfitrión. Este Brasil juega bien, es vistoso y es efectivo. Y tiene a Neymar, un tormento para cualquier defensa y, sin duda, el jugador más desequilibrante del pentacampeón del mundo.
Por eso ganarle a esta escuadra de Tite sería un lujo. La mejor forma de ratificar que Colombia sí merece ir al Mundial y quitarse de encima, de una buena vez, esa cruz de que no puede con los grandes.

Redactor de EL TIEMPO

 

Visto 36 veces
Inicia sesión para enviar comentarios