SANTAFE CAMPEÓN DE LA COPA SUDAMERICANA

11 Dic 2015
SANTAFE CAMPEÓN DE LA COPA SUDAMERICANA

Independiente Santa Fe pasó de ser uno de los equipos con la sequía de títulos más larga en Colombia, a ser uno de los más laureados en los últimos años. Y con la obtención de la Copa Suramericana-2015, también se ganó el reconocimiento internacional, pues se convirtió en el primer cuadro colombiano en ganar el torneo continental.

Desde 2009, cuando levantó la Copa Colombia, a 2015, con la hazaña en Suramericana, el equipo albirrojo ha sumado seis títulos, promedio de uno por año. Dos Ligas (2012-I y 2014-II) y dos Superligas (2013 y 2015), se suman a las copas anteriormente mencionadas.

Pero, ¿cuáles son las claves del éxito de Santa Fe para llevar su estela ganadora? FUTBOLRED analizó los pasos que han dado los 'cardenales' para convertirse en uno de los equipos del momento en el país y en Suramérica. Modelo y ejemplo para otros clubes, que buscan retomar su brillo y figurar nuevamente.

- César Pastrana

Aunque la Copa Colombia de 2009 fue bajo la administración de Armando Farfán, desde que Pastrana Guzmán asumió como presidente en 2010, el equipo se volvió más competitivo. Su modelo salarial, en el que hay un sueldo bajo y jugosos premios y retroactivos por grandes objetivos, motivó a los futbolistas a ir por grandes cosas. Además, los jugadores mantienen una buena relación con el dirigente, pues dicen que es un amigo que se preocupa por ellos en la parte profesional y personal.

Su gestión en la parte económica también es sobresaliente. Sacó de la peor crisis al club, incluso hasta se quedó sin patrocinadores en el inicio del camino; y hoy es un equipo asediado por grandes marcas y respaldado por una multinacional que, según los más cercanos, desembolsaron una cantidad de dinero nunca antes vista en el fútbol colombiano. Además, recuperó la afición perdida y atrajo a las nuevas generaciones, por lo que hoy se puede ver en El Campín a familias, jóvenes y niños alentando al ‘expreso’.

- Un proceso con respaldo y paciencia

Santa Fe potenció sus categorías menores. Le dio la oportunidad y mantuvo a promesas como Camilo Vargas, Francisco Meza o Juan Daniel Roa, que hoy son realidades para el fútbol colombiano. Desde la llegada de Wilson Gutiérrez, en 2011, se mantuvo un proceso serio, en el que los más jóvenes fueron rodeados de varios experimentados. Además se mantuvieron a referentes como Yulián Anchico u Omar Pérez.

En los momentos donde los resultados no eran los mejores, hubo respaldo absoluto para el técnico, y ese mismo semestre, el primero de 2012, Santa Fe volvió a ser campeón después de 37 años. Pero el título no cegó a nadie, por el contrario, se consolidó un proceso al que han ido sumando nuevos jugadores y nuevas ideas cono dos técnicos extranjeros, que le han dado dos títulos al equipo bogotano en los últimos 18 meses.

- Jugadores con pertenencia

Esa oportunidad a los jugadores de la cantera, ha comprometido mucho más a los futbolistas, que desde muy jóvenes se identifican con la filosofía de Santa Fe. Varios nacieron en la institución e impregnan a sus compañeros de ese sentido de pertenencia. Pero los más entregados a la causa no son precisamente producto santafereño; así, hombres como Yulián Anchico, Luis Manuel Seijas, Sergio Otálvaro o el mismo Omar Pérez, se han quedado en el grupo por años, no importando otras ofertas, para llenar las vitrinas del club de trofeos. Es un arraigo que sorprende por estos días, en los que el fútbol es visto como un gran negocio.

- Buena elección de técnicos

La semilla la puso Arturo Boyacá. Eso no lo niega ni el mismo presidente Pastrana. Fue él quien le dio la oportunidad de debutar a varios jugadores y quien marcó un camino del estilo de juego que se preservó y que enamoró a los aficionados.

Pero ante la salida intempestiva de Boyacá, Pastrana decidió mantener la filosofía de juego y de tener a un hombre de la casa en la conducción del equipo profesional. En ese momento se le dio la oportunidad a Wilson Gutiérrez, que venía trabajando en las categorías menores; a pesar de su falta de experiencia, el entrenador bogotano supo formar una familia y formar el temperamento de los más chicos, siempre con el objetivo de llegar hasta las instancias finales. Uno que otro fracaso maduró al grupo y en 2012 rompió con una sequía de 37 años y logró la séptima estrella.

Pero los resultados no permitieron que Gutiérrez resistiera en su momento y dio un paso al costado. En ese momento, la dirigencia hizo un viraje a la filosofía de los entrenadores y trajo a un extranjero que fuera ganador. Ahí llegó el argentino Gustavo Costas, con pergaminos en Suramérica; y a los seis meses logró la octava estrella, además de llevar a los albirrojos hasta cuartos de final de la Copa Libertadores, este año. Luego de que Costas presentará su renuncia, Santa Fe siguió por el camino de entrenadores vencedores en varios países del continente; Gerardo Pelusso, campeón en Uruguay, Paraguay y Perú, llegó al club bogotano. Así, en su primer semestre, el uruguayo se convirtió en el técnico que le dio el primer título internacional a los ‘cardenales’.

Visto 514 veces Modificado por última vez en 11 Dic 2015
Inicia sesión para enviar comentarios