A orillas del río Tuluá se encuentra el cadáver de un una persona en avanzado estado de descomposición

Los vecinos del sector esta semana empezaron a percibir olores nauseabundos, pero pensaron que se trataba de algún animal que habría muerto a orillas del río.

Sin embargo en la mañana de ayer se percataron que se trataba del cadáver de una persona en avanzado estado de descomposición por lo que de inmediato dieron aviso a las autoridades.

Hasta ayer en la tarde, los restos pertenecientes, al parecer a una persona de sexo masculino, que a lo largo de sus brazo izquierdo tenía un tatuaje con un nombre, permanecían en ese sitio, sin que se hiciera el levantamiento del cadáver, pues la policía considera esa zona con problemas de orden público ante la presencia que hace en la región el grupo disidente de las Farc Adán Izquierdo lo que pone en riesgo a los uniformados.