El título se tiñó de verde: Deportivo Cali gana su décima estrella frente al Tolima

El ‘Amor de Primavera’ y el ‘Pachito E’ché’, las dos canciones con las que se identifican los hinchas del Deportivo Cali, sonaron más que nunca anoche en la capital del Valle y en todos los rincones del planeta donde había un seguidor azucarero.

La llegada de la décima estrella, tan esperada, tan anhelada, tan luchada y tan festejada por la feligresía verdiblanca, hizo que se viviera un verdadero carnaval.

El 2-1 ante el siempre duro Tolima, que le entregaba la estrella de diciembre al Deportivo Cali, era razón suficiente para la celebración y para tantos abrazos, sonrisas e incluso lágrimas de felicidad.

Deportivo Cali le puso fin a seis años de sequía. Se metió al grupo de los ocho, en los cuadrangulares mostró su poderío, venciendo incluso a dos favoritos como Nacional y Junior, y en la final le sacó cuatro puntos de seis al Tolima, cosecha suficiente para quedarse con la estrella.

Lo hicieron posible los goles de Hárold Preciado, pero también el talento de Teófilo, la polenta de Ángelo Rodríguez, la seguridad de De Amores, el empuje de jóvenes canteranos, la laboriosidad de los demás jugadores, pero sobretodo, la mano táctica, segura y precisa del técnico Rafael Dudamel.

La serie quedó 2-3 a favor del Cali, que logró coronarse como el campeón de la Liga.