Agrupación musical de Tuluá fue víctima de una extorsión

La agrupación musical, que fue contactada para llevar una serenata a una finca ubicada en zona rural del municipio de San Pedro, fue víctima de una extorsión por parte de desconocidos que a través de llamadas telefónicas se hicieron pasar como miembros del grupo disidente de las Farc, Adán Izquierdo.

Seis integrantes de un mariachi, creyendo que efectivamente se trataba de un cliente serio, se dirigieron en una camioneta van hasta la vereda Matecito en donde supuestamente  iban hacer un toque.

Al final, los familiares de estos músicos tulueños tuvieron que cancelar una gruesa suma de dinero para evitar que a estas personas les fueran hacer daño a pesar de que las víctimas nunca tuvieron contacto físico con los delincuentes. Precisamente, para conocer más detalles, de lo que las autoridades denominan como un “falso servicio”, en el noticiero en Primera Fila de La voz de los Robles, contactamos a Rubiel Quevedo, uno de los músicos que fue blanco de los extorsionistas.