Tuvieron que amputarle un dedo: autoridades sobre primer quemado con pólvora en Cali

Ya se reportó el primer caso de quemado con póvora durante la madrugada del 1 de diciembre en Cali. Se trata de un hombre de 29 años de edad, quien se quemó con una petaca en el barrio Calimio Norte. Producto de la lesión, fue necesario amputarle uno de sus dedos.

«Recibimos un paciente con quemadura graves en la mano. La tercera falange se tuvo que amputar en horas de la mañana y aunque las condiciones son estables en este momento, lamentablemente perder esta falange es grave para cualquier persona», dijo Jhon Sandoval, coordinador de urgencias del Hospital Universitario del Valle.

A pesar del llamado de las autoridades, la ciudadanía ha hecho caso omiso. Desde la Secretaría de Salud de Cali se resalta que durante el 2020 más de 30 personas resultaron quemadas con pólvora, cuatro de ellas menores de edad.

«Esperamos que las cifras disminuya, que la comunidad entienda y tenga una información clara. Evitemos la manipulación de la pólvora y protejamos a los niños para evitar que se vean afectadas con cualquier tipo de pólvora, incluyendo las chispitas», manifestó Miyerlandi Torres, titular de la dependencia.

En el mismo sector donde este hombre se quemó, miles de ciudadanos se dieron cita para realizar una alborada con este tipo de elementos. También se aglomeraron a bailar durante toda la noche sin ningún protocolo de bioseguridad.