“Dumbo”, el elefantito de orejas grandes, sigue volando en su 80 aniversario

Un 23 de octubre de 1941 se estrenaba de la mano de RKO Radio Pictures “Dumbo”, la tierna historia del pequeño elefante volador de enormes ojos azules cuya inocencia, bondad y generosidad ha conquistado a millones de personas en estos 80 años y que aún hoy sigue siendo uno de los clásicos de Disney más amados.

El cuarto largometraje de la factoría de animación cuenta cómo la señora Jumbo acaba de ser mamá de un pequeño elefantito con grandes orejas que se convierte en la burla de los animales y de los niños que visitan el circo, pero la elefanta le defiende siempre con la ayuda del ratón Timoteo, que le convierte en una estrella gracias a sus dotes voladoras.

Cuando lo dibujaron parecía que no estaba predestinado a ser una estrella. De hecho, según confesiones que hizo el propio Walt Disney tras su estreno, decían que la cinta fue “lo más espontáneo” que habían hecho nunca: “Empezó siendo una idea y, a medida que la trabajábamos, íbamos añadiéndole cosas y antes de darnos cuenta habíamos hecho una gran película”, afirmó Disney, según recoge el libro “Los archivos de Walt Disney”, de Taschen.

El pequeño elefante volador llegaría a las pantallas sin que el público tuviera antes conocimiento de él, pues la divertida historia infantil escrita por Helen Aberson y su marido, Harold Pearl, ni siquiera había llegado a imprenta cuando Disney ya había adquirido los derechos.

“Dumbo” no solo es una de las películas animadas más breves de Disney, dura 64 minutos, solo por detrás de “Saludos amigos” de 1942, sino que también, con su bajo presupuesto (812.000 dólares), demostró ser sumamente rentable. El trabajo de la cinta, incluidos los preparativos iniciales, tan solo duró un año y medio; y el proceso de animación se realizó entre la primavera y el otoño de 1941.