Primer subsidio menstrual en Colombia

La caja de compensación Comfama lanzó el primer subsidio menstrual en Colombia, una iniciativa que nace junto a un programa pedagógico de conversaciones y encuentros que buscan que «todas las niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes vivan dignamente su ciclo menstrual».

En concreto, el programa y subsidio menstrual «constituye una herramienta para activar diálogos, cuidar el cuerpo, superar la pobreza menstrual y aportar culturalmente al cuidado del medio ambiente y la promoción de la salud física, mental y social de las niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes».

Comfama explica que el subsidio menstrual «no solo busca que elementos como la copa menstrual, las toallas de tela y los calzones absorbentes se vuelven asequibles para todas y todos, sino que también plantea una cobertura pedagógica en colegios, escenarios de conversación y medios comunitarios en el Valle de Aburrá y las subregiones de Antioquia de Urabá, Oriente, Suroeste, Occidente, Norte, Magdalena Medio, Bajo Cauca y Nordeste».

Es preciso señalar que en Colombia, según datos reseñados por la caja de compensación, una de cada dos niñas de poblaciones vulnerables no tienen acceso a alternativas higiénicas y que más del 30 % de los y las adolescentes sienten incomodidad y vergüenza al hablar sobre la menstruación.

Con esta iniciativa, la caja de compensación planea acompañar durante la primera fase a 2.700 niñas, adolescentes y personas menstruantes, entre los 12 y 18 años, a resignificar su ciclicidad.