El nuevo Parlamento alemán tendrá por primera vez representantes transgénero

El nuevo Parlamento federal (Bundestag), emanado de las elecciones generales celebradas ayer en Alemania, tendrá sus primeras representantes transgénero, dos diputadas de las filas de los Verdes.

Las nuevas diputadas son Tessa Ganserer, de 44 años y procedente de Baviera (sur), y Nyke Slawik, de 27 años y de Renania del Norte-Westfalia (oeste). Ambas expresaron su satisfacción por el éxito a través de sus cuentas en twitter, así como el hito que supone para su colectivo.

«Espero que hayamos escrito un nuevo capítulo en la política y que se ponga fin a la marginación de las personas transgénero», escribió Slawik.

Las dos diputadas estaban incluidas en la lista de los Verdes de sus respectivos distritos. El partido ecologista logró a escala federal el mejor resultado de su historia, un 14,8 %, 5,8 % más que en los anteriores comicios de 2017.

Los Verdes serán previsiblemente un factor clave para la formación del próximo gobierno, probablemente un tripartido con el Partido Liberal (FDP) y bajo liderazgo del socialdemócrata Olaf Scholz, el partido más votado con un 25,7 %, o bien del conservador Armin Laschet, que obtuvo el 24,1 %.