Hoy se cumplen 20 años del ataque terrorista a las Torres Gemelas

Nueva York prepara un homenaje por las dos décadas del atentado que sacudió al mundo

Este sábado se cumplen 20 años de los atentados terroristas contra el World Trade Center de Nueva York, el 11 de septiembre del 2001 quedó grabado como uno de los peores capítulos suscitados en la historia de la humanidad, debido al acto terrorista por el que pasaron los Estados Unidos, el cual dejó alrededor de 3,000 personas, y que desató una de las guerras más cruentas de los últimos años.

Era un día soleado en que se celebraban primarias demócratas en Nueva York para elegir a su candidato a la alcaldía, fue entonces cuando una noticia paralizó la ciudad que apenas comenzaba la rutina de trabajo: un avión se había estrellado contra una de las icónicas Torres Gemelas de 110 pisos, en lo que al principio se creyó que había sido un accidente.

Sin embargo, la ciudad aún no se recuperaba del estupor, sus habitantes vieron horrorizados cómo otro avión chocó contra la torre sur, 17 minutos después del primero, en momentos en que miles de personas estaban en sus centros de trabajo en el complejo popular y turístico del World Trade Center, en el Distrito Financiero de la Gran Manzana.

Entonces las dudas se despejaron: no se trataba de un accidente, sino de un atentado contra una de las potenciales mundiales. ¿Que sucedió entonces? Un grupo coordinado de 19 hombres secuestraron cuatro aeronaves comerciales llenas de combustible, con el único objetivo de estrellarlos en blancos específicos.

Dos de ellos se dirigieron al corazón del World Trade Center. Los vuelos eran el 11 de American Airlines y el 175 de United Airlines, mismos que se terminaron estrellando en las llamadas Torres Gemelas, las cuales, minutos después terminaron colapsando.

Un tercer vuelo, el 77 de American Airlines consiguió estrellarse en el Pentágono, ubicado en Washington, y un último vuelo, el 93 de United Airlines colapsó en un campo cerca de Shanksville, Pensilvania. Su objetivo, según teorías, era el Capitolio, sede del gobierno estadounidense; sin embargo falló en su objetivo tras el intento de pasajeros y tripulación de tomar el control de la aeronave.

Tres meses después, en diciembre del 2001  se da a conocer al mundo que Osama Bin Laden se ha hecho responsable de los ataques terroristas del 11 de septiembre. De esta forma se confirma por completo el origen de los ataques, los cuales se habían atribuido al régimen de Al-Qaeda, del cual Bin Laden era líder.

El presidente de los Estados Unidos George Bush, en octubre del 2001 ordenó el ingreso de tropas militares a Afganistán con el objetivo de acabar con el régimen talibán, además del régimen terrorista de Al-Qaeda

Tras lo sucedido en el 11-S dejó una sensación de miedo en la población a nivel mundial, ante la posibilidad de que se presentase un nuevo ataque terrorista, sobre todo en los países del occidente.

De igual forma, se modificaron y endurecieron varias medidas, sobre todo de seguridad y control en los aeropuertos, a su vez que se modificaron las políticas migratorias, complicando el traslado de personas, sobre todo de origen musulmán a países del occidente.