AMLO confirmó que México albergará diálogo entre oposición y la dictadura venezolana

México será sede de las conversaciones, con miras a acuerdos, entre el actual régimen venezolano encabezado por Nicolás Maduro y la oposición de ese país. Así lo dio a conocer este jueves el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, desde su habitual conferencia matutina.

“A propuesta de Noruega se propone que México sea sede para llevar a cabo estas negociaciones (entre el régimen venezolano y la oposición), y nosotros aceptamos porque lo que buscamos es que haya diálogo y acuerdos entre las partes. Son pláticas entre el gobierno de Venezuela y la oposición. Ojalá y se logre un acuerdo”, dijo López Obrador.

El pasado 22 de julio, Maduro aseguró estar listo para sentarse a negociar con la oposición en México, país que hasta ahora no había confirmado que sería sede de este diálogo.

Entonces el mandatario mexicano evitó dar la fecha del diálogo y pidió “disculpas” a las partes por revelar que México será la sede del encuentro, pero justificó que “tenía que contestar” a las preguntas de la prensa al respecto.

“Sí van a llevarse a cabo esas pláticas y nosotros ayudamos para que nuestro país sea la sede de estas conversaciones”, dijo AMLO sin ahondar en más detalles.

En mayo pasado, el líder opositor Juan Guaidó anunció su disposición a negociar con el Gobierno de Maduro para alcanzar un “acuerdo de salvación nacional” con el fin de superar la crisis que vive Venezuela.

El opositor aspira a conseguir elecciones generales “libres” y “justas” y, a la propuesta, Maduro respondió diciendo que está listo para reunirse con “toda la oposición”, pero exige que se levanten las sanciones internacionales antes de sentarse a dialogar.

Ante la crisis social y política de Venezuela, el presidente López Obrador siempre ha hecho énfasis en los principios establecidos en la Constitución mexicana de no intervención en otros países y de solución pacífica de controversias.

En 2019, el Gobierno de López Obrador fue de los pocos de la región que no reconoció la presidencia del opositor Juan Guaidó y abanderó junto con Uruguay una propuesta de diálogo entre Maduro y la oposición.