Claudia López respalda informe de la CIDH e insiste en profunda reforma al Esmad y a la Policía

A propósito del informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, tildó el texto de ponderado, riguroso y propositivo tras la reciente visita de trabajo a Colombia de esa comisión, con ocasión de las afectaciones a los derechos humanos en el marco de las jornadas de protesta social durante el paro nacional.

“Agradecemos y destacamos que la CIDH haya incluido y reconocido en su informe la información presentada por la Alcaldía Mayor de Bogotá sobre las gravísimas violaciones de derechos humanos de ciudadanos manifestantes, de ciudadanos no participantes en las manifestaciones, de servidores públicos, al igual que los graves daños a la infraestructura y bienes públicos de nuestra ciudad y las irregularidades identificadas en los traslados por protección”, señaló López en un comunicado.

También que la CIDH haya hecho una condena expresa a todas las formas de violencia y violación a los derechos humanos ocurridas durante las jornadas de protesta social del paro nacional, y que, sobre cada una haya hecho un análisis ponderado y riguroso, y formulado recomendaciones específicas para prevenir su recurrencia y lograr su sanción eficaz.

Entre sus principales recomendaciones está el sacar a la Policía Nacional del Ministerio de Defensa y confirmó que en el país hubo uso excesivo de la fuerza por parte de la institución.

La CIDH explica que con la salida del ministerio se debe “garantizar un entrenamiento que consolide la preservación de la seguridad con enfoque ciudadano y de derechos humanos”. Por su parte, la presidenta de la entidad, Antonio Urrejola, dijo que la recomendación de separar a la Policía y al Esmad del ministerio busca que, “se evite una visión militar en la Policía” y que más allá de dicha acción, quieren que se cumplan los mínimos de respeto y seguridad.

En el informe también piden al Estado que no prohíba de manera ‘a priori’ los bloqueos (cortes de ruta) como parte de las protestas, sin embargo, indican que hay casos en que sí se puede hacer reconociendo los graves impactos que generan e indican que recibieron 2.908 solicitudes para aportar a los testimonios recogidos, pero que en realidad se escucharon 302, priorizando que hubiera diversidad y pluralidad en los mismos, entre ellos 500 personas.“La Alcaldía Mayor de Bogotá respeta, comparte y acoge las recomendaciones hechas por la CIDH al Estado Colombiano, a la luz de las normas que rigen el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, en particular la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, señaló la administración de Claudia López.

La Alcaldía de Bogotá ofrece a la CIDH los requerimientos que sean necesarios para que pueda instalar en nuestra ciudad el Mecanismo Especial de Seguimiento en Materia de Derechos Humanos para Colombia que contribuya a la consolidación de la paz en los diversos sectores de la sociedad, como parte de la asistencia técnica ofrecida al Estado colombiano para el seguimiento de las recomendaciones. Punto que fue rechazado por el gobierno de Iván Duque, que señaló que no es necesario instalar ese mecanismo ya que el país cuenta con una institucionalidad robusta.

López además reiteró la solicitud al Gobierno y la Policía Nacional de restringir el uso de balas de goma por parte del Esmad y granadas que contengan fragmentos de este material, dada la grave afectación evidenciada en lesiones faciales y oculares. Igualmente, la necesidad de una profunda reforma al Esmad y a la Policía Nacional, que los desmilitarice, y en cambio los fortalezca como organismos civiles y civilistas, garantes de la convivencia y derechos humanos de la ciudadanía, e independientes del Ministerio de Defensa.