Colombia en crisis por covid-19: el país alcanza récord de muertes con centros de vacunación vacíos y hospitales llenos

Colombia, uno de los países más importantes de América Latina, ha tenido un controvertido manejo de la pandemia por covid-19. Siendo uno de los últimos en iniciar el proceso de vacunación en la región, apenas la inmunización se hizo disponible, medios como The Economist estimaron que el país terminaría su proceso de vacunación en 2022 o a principios de 2023.

Bloomberg, por su parte, en su último ‘Ranking de Resiliencia al Covid’, con fecha del 22 de mayo, mostró que Colombia es el penúltimo de 53 países en la lista por números bajos de porcentaje de población inmunizada y alta positividad en pruebas realizadas. Por otro lado, en el listado de países por calidad de vida, el país latinoamericano también quedó en la casilla 52 con un alto puntaje en severidad de confinamiento, bajo crecimiento del PIB y movilidad comunitaria.

A esto, se le suman los altos niveles de desempleo y pobreza que la pandemia trajo consigo. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) estableció que el 42,5% de la población colombiana se encontraba en condición de pobreza durante 2020; es decir, un aumento de 6,8% con respecto a 2019. En términos de desempleo, hasta abril, la tasa no baja del 15%.

Pero, en el momento, este no parece ser el problema mayor. El tercer pico de contagios y muertes por covid-19 se dio cuando apenas se estaban aligerando las medidas producto del alza de fin de año. A finales de marzo, se presentó un aumento en casos y muertes por la pandemia y, durante este mes de junio, aún se están alcanzando nuevos históricos diarios en los reportes del Ministerio de Salud.

Mientras que en el primer pico la máxima de muertes se presentó el 30 de julio de 2020 con 350 y en el segundo se dio el 21 de enero con 419, durante esta alza se están rompiendo récords históricos casi diariamente.

El pasado martes, 15 de junio, se reportaron 599 muertes siendo la cuarta vez consecutiva que se rompía el máximo de fallecimientos diarios. Desde el 12 de junio, las cifras no bajan de los 570 decesos por jornada, alcanzando un total, hasta el jueves, de 98.156 víctimas fatales de la enfermedad.

De acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, Colombia se posiciona entre el top 10 de los países del mundo con más decesos a causa de la enfermedad. Junto a Argentina y Brasil, son los únicos sudamericanos en la lista.

En contagios, también se presentan alzas nunca antes vistas. Desde el 2 de junio, se registran más de 27.000 nuevos positivos en el país y, en el último reporte, se sumaron 29.945 nuevos enfermos a los más de 160.000 casos activos en el país. En el momento, según el Instituto Nacional de Salud, la positividad de las pruebas está en un 24,8%.

Durante el tercer pico, las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) en el país se encuentran saturadas o a punto de no contar con disponibilidad para pacientes de covid-19 u otras afecciones. En efecto, departamentos como Antioquia, uno de los más impactados por la crisis, han tenido que aplicar el llamado ‘triage ético’ para tomar decisiones en cuanto a quiénes se le abren espacios en cuidado crítico.

Según datos de la Alcaldía de Bogotá, la capital de Colombia se encuentra al borde de la saturación con el 95,3% de camas ocupadas. Si bien la cifra es decreciente, de 2.726, 2.598 camas cuentan con pacientes. Medellín, ciudad que asegura haber pasado por lo “más duro” del pico, aún tiene el 97% de sus puestos en cuidado crítico ocupados.

Recientemente, Cali, la tercera ciudad de Colombia, se declaró copada al 100% en camas UCI. Además, el pasado jueves, la ciudad reportó la mayor cantidad de muertes por la enfermedad en 15 meses de pandemia: 35 fallecimientos.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, en su último reporte, de 13.200 camas en Colombia, 8.200 se encuentran ocupadas por pacientes sospechosos o positivos por la enfermedad; es decir, el 88% del total de los puestos se encuentran ocupados.

El viceministro de Salud, Alexander Moscoso, dijo que se está optando por alternativas a los cuidados críticos por la alta ocupación. “Tenemos servicios de ventilación y de apoyo en urgencias, en quirófanos y en otros servicios de la entidad hospitalaria mientras los pacientes son ubicados en Unidad de Cuidados Intensivos”, indicó el funcionario, según el reporte de Radio Nacional de Colombia.