Gobierno del Valle benefició a 21 mil jóvenes de la región con oferta de programas culturales y artísticos

Impulsar el sector cultural y artístico ofreciendo oportunidades de desarrollo y emprendimiento es una de las apuestas en las que trabaja la Gobernación del Valle logrando impactar a 21.508 jóvenes, beneficiarios de varios programas ofertados en el último año a través de la Secretaría de Cultura departamental.

 Con los programas ‘Desarrollo artístico y cultural vallecaucano’, ‘Protección y promoción de los derechos culturales poblacionales’ y  ‘Gobernanza territorial estratégica’, se logró su inclusión. “En el transcurso del 2020, 16.779 jóvenes fueron favorecidos con estos programas y en lo que va del 2021, han sido 4.729 personas. Durante el presente año, en desarrollo del proyecto de protección y promoción de los derechos culturales, la Secretaría de Cultura departamental ha generado empleo en proyectos de inversión a 129 jóvenes entre los 18 y 28 años pertenecientes en 25 municipios”, explicó Leira Giselle Ramírez Godoy, secretaria de Cultura del Valle.

Una de las iniciativas que desarrolló el Gobierno del Valle fue la Convocatoria Departamental de Estímulos a Proyectos Artísticos y Culturales, que abrió una bolsa de recursos para fortalecer emprendimientos, beneficiando a 11.321 jóvenes. Paloma Piedrahita, ganadora de la convocatoria Estímulos 2020, integrante de la academia de danzas urbanas ‘On Air’ de Cali, comentó que “me parece súper importante que haya apoyo a este tipo de procesos porque hay muchísima gente, sobre todo muchísimos jóvenes que aman los estilos urbanos, que los sienten y que vibran con ellos y ahora van a conocer qué significa esta corriente y su contexto”, aseguró.

Jóvenes víctimas del conflicto armado, población indígena, afrodescendiente, entre otras, también se han beneficiado de estos programas para el desarrollo de proyectos que rescatan sus valores culturales en sus territorios. “Tenemos una propuesta que se llama ‘El cuerpo danza al ritmo del Pacifico’. Nace de la necesidad de formar a niños y niñas en la apropiación de su cultura, que conozcan qué es el currulao como danza madre, y que eso también sirva para que aprovechen su tiempo libre como estrategia para contrarrestar la violencia”, comentó Julio César Portocarrero, sociólogo egresado de la Universidad del Pacífico y agente cultural del Bajo Calima.