Lo llaman ‘el satanás’: capturan en España a sicario colombiano responsable de más de 100 asesinatos

Jonatan Andrés Zuluaga Celemín residía en el país europeo desde 2015; anterior a esta captura, había sido detenido por las autoridades españolas en dos ocasiones distintas. Una de sus víctimas habría sido su suegra.

En Madrid, capital de España, se le dio un duro golpe a un despiadado delincuente colombiano que, desde 2015, vive en el país europeo para expandir el entramado criminal construido en su país de origen. Se trata de Jonatan Andrés Zuluaga Celemín, quien tendría no más de 37 años de edad, señalado de ser el presunto responsable de más de 100 homicidios en suelo colombiano y portador de una circular azul de la Interpol. Entre sus víctimas, se destaca el asesinato de su suegra, Sindy Tatiana Gómez Valencia, en un acto de venganza a raíz de un hurto a la organización delictiva que lideraba.

Zuluaga Celemín, mejor conocido como ‘El Nene’ o ‘Snoopy’, es llamado ‘satanás’ por varios medios importantes de España debido a la evidencia de su sanguinario récord criminal en Colombia. De acuerdo con ABC, el hombre que pertenecía a una organización criminal llamada ‘La Cordillera’, estuvo en suelo español en 2012 y fue capturado en Arganda del Rey, a 22 kilómetros de Madrid, a sus escasos 27 años.

En esa ocasión, Colombia solicitó al criminal por una supuesta vinculación a ‘Los Rastrojos’ y, a pesar de usar documentos falsos, sus huellas dactilares lo delataron. Sin embargo, en su país natal lo dejaron en libertad tres años más tarde y, en 2015, voló a España con el fin de expandir su negocio ilícito ahí, al igual que en Francia y Bélgica.

De acuerdo con ABC, el hombre se habría casado con una española para obtener papeles de residencia en el país al que aspiraba ir y quedarse para lograr sus ilícitos. En 2016 se salvó de una captura cuando detuvieron a su socio, alias ‘Carbonero’, y logró huir. Sin embargo, su segunda captura en España habría sido el 11 de marzo de 2019 en Leganés, de nuevo, dentro de la Comunidad de Madrid, no lejos del lugar de su primer encontronazo con la justicia española.

Según la cadena radial SER, con tres ordenes internacionales de detención y una circular de Interpol, se le atribuyeron los delitos de concierto para delinquir, homicidio, fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones. La operación trasnacional, llamada ‘Sin Fronteras’, arrestó a 31 personas -9 en Colombia y 22 en España- vinculadas a la organización de Zuluaga Celemín. En el momento, el hombre contaba con una identidad venezolana falsa.

Sin embargo, de acuerdo con el diario español Nius, el delincuente fue dejado en libertad tres meses después por fallas en el trámite de su extradición. Después de que se conoció que ya Zuluaga no se encontraba bajo custodia, las autoridades colombianas volvieron a pedir su captura pero, en el momento, el criminal se encontraba a la fuga.