Gobierno calificó de ‘vandalismo criminal’ la violencia en las marchas

Un rechazo generalizado a la violencia en las manifestaciones fue la posición que asumieron este miércoles el Gobierno Nacional y las diferentes fuerzas políticas ante las movilizaciones.

El presidente Iván Duque estuvo atento al desarrollo de las protestas y al caer la tarde realizó un Puesto de Mando Unificado (PMU) virtual, en el cual recibió un reporte de lo sucedido durante el día.

El mandatario calificó como “vandalismo criminal” los hechos de violencia sucedidos ayer y dijo que “la violencia no nos va a resolver ninguno de los retos que tenemos que enfrentar como país”.

Duque anunció que las autoridades judiciales “irán detrás de quienes han pretendido poner en riesgo la infraestructura, honra, bienes y derechos de los colombianos”

En igual sentido se pronunció el ministro del Interior, Daniel Palacios, quien calificó como “inaceptable” el “vandalismo” que se vivió en Cali. Palacios afirmó que, al cierre de esta edición, había 40 manifestantes capturados por las autoridades y 42 agentes de la Policía lesionados.

El ministro de Defensa,Diego Molanoafirmó que el miércoles hubo casi 50.000 unidades para velar por la tranquilidad en las marchas entre Policía, Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Igualmente, dispuso el envío de refuerzos a las partes donde se vivieron hechos de violencia.

Por el lado de los sectores políticos, la mayoría salieron a rechazar la violencia y otros apoyaron las protestas, siempre y cuando fueran de manera pacífica.

A diferencia de otras jornadas similares, el senador de izquierda Gustavo Petro no compartió casi videos ni fotografías de los actos de violencia. Petro se limitó a hacer lo que llamó una “alocución a la Nación” en la que habló de algunas de las causas que, para sus organizadores, la estaban motivando.

El hecho más relevante en el Congreso sucedió en la Comisión Primera del Senado, cuya sesión fue levantada luego de que se aprobara una proposición del senador Armando Benedetti, quien se ha declarado miembro de Colombia Humana, el movimiento de Petro, pidiendo solidaridad con las marchas.

Benedetti afirmó que la gente iba a salir a protestar ayer “no solamente por la reforma tributaria, sino también porque tiene hambre, porque hay desempleo, porque le tiene miedo al futuro, que es incierto, y eso le pasa hasta al que está empleado o estudiando”.