Shakira sigue en líos con Hacienda en España por supuesta evasión de impuestos

Este miércoles 21 de abril, la Agencia Tributaria española remitió un nuevo informe al juzgado en el que ratifica que Shakira defraudó 14,5 millones de euros (17,4 millones de dólares al cambio actual) a la Hacienda Española entre 2012 y 2014, simulando que no residía en España y ocultando sus ingresos mediante un entramado de sociedades.

En su informe adicional sobre el caso, los técnicos de Hacienda española contradicen los argumentos de la defensa de la cantante colombiana, que usa su agenda de conciertos y televisiva para tratar de demostrar que permaneció menos de 184 días en España y, por lo tanto, no tenía obligación de tributar en este país.

Ante esa situación, la titular del juzgado de instrucción número dos de Esplugues de Llobregat citó a declarar el próximo 8 de julio a los técnicos de Hacienda y a los peritos de la defensa para que expongan su tesis sobre cuáles eran las obligaciones fiscales de Shakira.

Cabe recordar que, en enero del año pasado, dos actuarios de la Agencia Tributaria ya declararon ante la juez instructora y se reafirmaron en el informe que enviaron a la Fiscalía para comunicar que la artista habría estado evadiendo el pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) entre 2012 y 2014.

A raíz del informe de Hacienda, la Fiscalía española presentó en diciembre de 2018 una queja contra la artista colombiana y su asesor fiscal en Estados Unidos, a los que acusa de seis delitos contra la Hacienda pública por confabular un “plan” para no pagar ni el IRPF ni el impuesto sobre el patrimonio, utilizando un entramado de sociedades radicadas en paraísos fiscales que formalmente eran las titulares de los ingresos que la barranquillera reconocía.

El Ministerio Público señaló que la cantante “canalizó los movimientos de capital generado con su actividad profesional”, la cual abarca su participación en el programa estadounidense “The Voice” y la comercialización de su línea de perfumes, a través de empresas domiciliadas en Islas Vírgenes británicas, las Islas Caimán, Malta, Panamá y Luxemburgo.

La Fiscalía considera que Shakira tenía la obligación de pagar sus impuestos a la Hacienda española dado que permaneció en el país más de 183 días, tiempo necesario para adquirir la condición de residente fiscal en España.

Aunque Shakira ya devolvió a la Agencia Tributaria los 14,5 millones que esta le reclamaba, más las correspondientes deudas e intereses, la barranquillera señaló ante la juez instructora que en las fechas analizadas no tenía obligación de tributar en España.

Asimismo, la interprete de ‘La Intuición’, sostuvo además que fijó su residencia en Esplugues de Llobregat, Barcelona, en 2015, cuando dio a luz a su segundo hijo con Gerard Piqué, Sasha, y que hasta entonces únicamente realizaba visitas puntuales debido a su relación sentimental con el futbolista del Barcelona.

De acuerdo con la fiscal de asuntos económicos de Barcelona, Carmen Martín, sus salidas de España eran esporádicas por cuestiones de ocio o para atender a sus compromisos profesionales, sin embargo, Mebarak alegó ante la juez que sus ausencias no eran esporádicas sino que realmente residía en el extranjero, ya que mantenía una agenda de conciertos internacional y participaba en un programa televisivoen Estados Unidos