Senador Julián Gallo revelará pruebas ante la JEP relacionadas con el caso de Álvaro Gómez Hurtado

El caso sobre el asesinato del líder del partico conservador Álvaro Gómez Hurtado perpetrado en 1995, sigue siendo materia de investigación en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Este martes 20 de abril se espera que el senador y exmiembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Julián Gallo, conocido en sus días de combatiente como Carlos Lozada, revele nuevos detalles del crimen ante el mecanismo de justicia.

“Invitamos a una rueda de prensa en donde revelaremos las pruebas en el caso de Álvaro Gómez Hurtado. Día: Martes 20 de abril. Hora: 9:00 a.m. Transmisión por mi página de Facebook live”, escribió Gallo en sus redes sociales este lunes (19 de abril).

El senador detalló que desde las instalaciones del Congreso de la República entregará textos de mensajes cruzados entre integrantes del Secretariado de las extintas Farc, que prueban la responsabilidad del grupo en el asesinato de Gómez Hurtado.

Hay mucha expectativa por conocer estas pruebas, ya que varios sectores del país, e incluso, la misma familia de Gómez Hurtado, han cuestionado en varias ocasiones que el magnicidio fuese perpetrado por las Farc. Justifican que los excombatientes estarían mintiendo para proteger al expresidente Ernesto Samper Pizano (1994-1998), quien, según ellos, sería el verdadero responsable del hecho.

A pesar de estos señalamientos, Gallo se ha responsabilizado en varias ocasiones por el magnicidio. Él asegura que la Red Urbana Antonio Nariño (Ruan), célula de las extintas Farc que operaba en Bogotá con la intención de dominar la capital colombiana, fue la encargada de perpetrar el crimen contra el líder conservador. Hay que recordar que el Ruan era comandado por el hoy congresista.

Gallo explicó que en ese momento las Farc sí tenían motivos para atentar contra Gómez Hurtado, ya que el grupo lo consideraba un objetivo militar por sus posturas políticas e ideologías, sobre todo la percepción del líder conservador frente a los subversivos.

El senador señaló que no tiene por qué mentir acerca de su responsabilidad en este crimen y asegura que confesar es importante porque “hace parte de la responsabilidad colectiva asumida por los exintegrantes del último Secretariado de esa organización insurgente”. Además, demuestra el compromiso que adquirieron los excombatientes con las víctimas del conflicto al firmar el Acuerdo de Paz.

En este sentido, Gallo reiteró que está comprometido con la JEP y con presentar las pruebas necesarias para corroborar las declaraciones que ha dado.

Cabe recordar que, la última vez que el senador compareció ante el mecanismo de justicia para hablar del magnicidio de Gómez Hurtado fue el pasado 6 de abril. En esa oportunidad, Enrique Gómez, sobrino de Álvaro Gómez, le preguntó a Lozada si él ordenó el asesinato a lo que el exguerrillero respondió que participó en la planeación. Sobre el modus operandi, Gallo dijo no tener mayores detalles, pero aseguró que él no escogió a los sicarios, pues esta decisión estuvo en manos de alias ‘Danilo’.

Ante esa afirmación, Mauricio Gómez, hijo del líder conservador asesinado, cuestionó: “Si usted es la persona de las Farc que más conoce del homicidio de mi padre, por qué no sabe quién era la persona con quien fue asesinada. Es increíble. Usted no sabe nada de nada. Se les apareció un día y lo mataron”.

Al escuchar estas declaraciones, el magistrado auxiliar Farid Benavides fue enfático en pedirle a Gallo “mayor compromiso con los aportes de verdad” y que entregue pruebas de sus afirmaciones, por lo que el senador publicará el respaldo de lo dicho este martes.