Eduardo Pimentel respondió con insultos las críticas por no aplazar partido Boyacá Chicó – Águilas Doradas

El Boyacá Chicó pelea en la Liga BetPlay los puntos necesarios para mantenerse en la primera división y no descender a la Liga B del fútbol profesional colombiano. En esa lucha se le presentó una oportunidad de oro al enfrentarse con un Águilas Doradas disminuido a siete jugadores, por un brote de Covid-19 que afectó a 15 miembros de su plantilla y siete jugadores lesionados.

El encuentro, que se disputó el pasado 11 de abril, se volvió polémica nacional e internacional, debido a que la petición de aplazar la fecha que evocó el conjunto de Rionegro no fue aceptada por las directivas nacionales y tuvo que poner incluso a su portero suplente, Juan David Valencia, como zaguero central.

Pese a la polémica del partido, que contó con una protesta con pancartas de “Primero la vida” llevadas a la grama por los jugadores de Águilas Doradas, por parte de Eduardo Pimentel, director técnico de Boyacá Chicó y que suele criticar a la Dimayor, solo hubo silencio.

El descenso se definirá por goles, ya que el Deportivo Pereira, que también está en riesgo, acumuló ante Envigado los puntos necesarios para igualar al Boyacá Chicó en 110 puntos. Aunque los ajedrezados solo lograron marcar un gol a su favor en contra del conjunto de Rionegro, la sanción por terminar anticipadamente el encuentro (un jugador se lesionó y no tenían cambios) les anotó tres goles en la tabla, por lo que llevan una ventaja de seis tantos frente al equipo de Risaralda.

Los aficionados al fútbol insistieron en las palabras de Pimentel sobre la situación que tuvo que sortear Águilas Doradas, ya que exige constantemente juego limpio. El técnico de Rionegro, José Fernando Salazar, también se quedó esperando la solidaridad su homólogo del Chicó, quien se pronunció hasta un día después del partido para despacharse en contra de los contagiados y los críticos del encuentro.

“Increíble. “Tú y yo estamos locos Lucas”. (¿)Que les parece el colmo, ahora todo el mundo SOLIDARIZÁNDOSE con los IRRESPONSABLES y con los que NO se CUIDARON y con los que PUSIERON en GRAVE RIESGO al FÚTBOL, a La DIMAYOR, a la SALUD y a LA VIDA de todos los demás? Coman mucha mierda RESPETEN”, fueron las palabras que emitió Eduardo Pimentel a través de su cuenta de Twitter sobre el encuentro.

La reacción del técnico del combinado boyacense sorprendió porque, contrario a sus constantes críticas sobre el arbitraje, la corrupción dentro de las autoridades futbolísticas colombianas y los pedidos de juego limpio; en esta ocasión salió en defensa de la Dimayor.

“DESCONOCIERON hasta los reglamentos que por COVID VOTAMOS Y APROBAMOS en agosto pasado vía FAST TRACK, todos sabíamos PERFECTAMENTE a qué jugábamos. HÁBILES para armar SHOW, DESPRESTIGIO Y MATONEO pero MUY MALOS PARA PROPONER, AVANZAR Y PROGRESAR”, agregó después Pimentel en la misma red social.