Shakira al descubierto: la historia poco conocida de cómo nació una leyenda mundial de la música

Con los sencillos Estoy aquí y ¿Dónde estás, corazón? Shakira logró un importante éxito comercial en Latinoamérica, luego de la publicación de sus dos primeros trabajos titulados Magia y Peligro, de 1991 y 1993, los cuales pasaron desapercibidos y sólo los conocen unos pocos de sus seguidores, tal es así que a la fecha se consideran unos materiales de culto en la discografía de la famosa cantante y actualmente son casi imposibles de conseguir debido a que están descatalogados.

Éxito, fama, reconocimiento, talento y autenticidad, son las palabras con las que muchos describirían la carrera musical de Shakira, sin embargo, para llegar a tal punto de ser admirada por millones de personas, la artista tuvo que empezar desde cero, incluso, cohibirse a explotar todo el talento que llevaba en sus venas, lo que la llevó a fracasar varias veces.

Y es que la carrera de la barranquillera no empezó con el pie derecho y tan fácil como muchos pensarán. Debido a los resultados negativos de sus primeros trabajos discográficos, la relación de la cantante con su disquera no estaba en su mejor momento, pues según testimonios tenía muchas limitaciones que le impedían escribir canciones a su manera.

“Déjenla libre, no dejan a Shakira actuar la tienen amarrada. hasta pensábamos en demandarlos porque no habían cumplido con los discos que ellos habían prometido”, contó Mónica Ariza, exasistente de Shakira, en una entrevista con La Red.

Fue en ese entonces que por la tensión, la disquera decidió involucrar a la barranquillera en el trabajo discográfico ‘Nuestro Rock’ un disco que sacaban a fin de año, donde participaron los artistas más sonados del país. Desde ahí, su carrera empezó a subir como espuma y junto a Sony, decidieron grabar su tercer disco musical.

En 1995, Shakira lanzó el proyecto discográfico ‘Pies descalzos’, uno de los trabajos más ambiciosos y codiciados por la cantante barranquillera para demostrarle a la escena internacional su talento y capacidad musical. ‘Pies descalzos’ fue el trampolín de la cantante para alcanzar la fama y darse a conocer en el mundo.

“Después de dos discos, con este me siento realmente auténtica, es la música que siempre he querido hacer, las cosas que he querido decir. Fue algo así como quitarme los zapatos y volver a sentir la tierra y el mundo a través de los pies. Es como un sinónimo de desnudez”, afirmó Shakira, en 1996, en el programa de televisión Crónica

En menos de 20 meses, la joven barranquillera vendió tres millones de copias. Shakira regresó a Bogotá ya no como una cantante ‘conocida en su barrio’ sino como la que cargaba a sus hombros un éxito de 21 discos de oro, 54 de platino y dos premios a la música latina de Billboard como mejor disco pop y mejor álbum de un nuevo artista.

Desde entonces, han pasado 25 años y la cantante se mantiene como una de las estrellas más reconocidas. Con su movimiento de caderas, su baile del vientre, y larga cabellera, ha sido partícipe de importantes eventos que han marcado la historia y su carrera como el mundial de fútbol en 2010 que se llevó a cabo en Sudáfrica y que puso bailar a cientos de naciones al ritmo de ‘Waka Waka’.

Su última presentación, fue una apoteósica actuación en el intermedio de la Super Bowl en febrero de 2020. Junto a Jennifer López, les bastaron 14 minutos de actuación para utilizar el empoderamiento femenino y el poder de la música como arma de diversidad.