“No es posible que se vaya la señal del VAR en una posible roja”: durísima crítica del capitán del DIM tras el clásico frente a Nacional

Independiente Medellín y Atlético Nacional no se sacaron ventajas en el duelo que disputaron ayer, sábado, por la jornada 15 de la Liga BetPlay Dimayor. Las emociones en las porterías fueron escasas y el 0-0 definitivo fue reflejo de ello, pero el uso del VAR se encargó de alterar las pulsaciones de los protagonistas y el árbitro Mario Herrera se convirtió en el blanco de las críticas.

En el epílogo del juego, Álex Castro, futbolista del cuadro ‘verdolaga’, agredió a dos de sus colegas del ‘poderoso’, Juan David Mosquera y James Sánchez. El silbato principal esperó el veredicto de sus compañeros a cargo de la herramienta tecnológica, pero le notificaron que se cayó la señal. Después, el timonel Alexandre Guimarães aprovechó el desconcierto y sustituyó al jugador del ‘rey de copas’, para evitar que se fuera a las duchas expulsado.

Al término del compromiso, el capitán del Medellín, Andrés Felipe Cadavid, se refirió al tema en conferencia de prensa y no ocultó su descontento. “Hubo dos acciones que pudieron ser expulsiones, por parte del mismo jugador. Le dijimos al árbitro que las considerara, porque pudo ser una equivocación, pero lo que no entiendo es que en una liga tan importante como la colombiana se vaya la señal del VAR en una posible roja”, indicó.