La guerra de las cámaras de máxima resolución continúa con el Realme 8 Pro

No hay cuartel en la guerra de los megapíxeles de las cámaras de los teléfonos inteligentes. Mientras que terminales como los iPhone o los Pixel de Google realizan muy buenas fotos con solo 12 megapíxeles (la unidad que mide la resolución de las fotografías), otros como el Samsung Galaxy S21 Ultra recurren a los 108 megapíxeles para capturar el mundo con todo detalle. Realme ha sido la última compañía en subirse al carro de esos 108 megapíxeles. La marca china ha presentado este miércoles en un evento virtual el Realme 8 Pro, su primer teléfono inteligente en incorporar un sensor de este tipo. El móvil, descrito por la marca como “un flagship [buque insignia] para jóvenes”,cuenta además con una carga ultrarrápida que permite llenar la batería en apenas 45 minutos.

Realme es una marca china que pertenece al grupo BBK, al igual que otros fabricantes como Oppo, Vivo y OnePlus. En 2020 fue la compañía de móviles que creció más rápido, con un crecimiento interanual del 65%, según las estadísticas de la firma de análisis Counterpoint. Al cierre del año pasado, era la séptima marca que más terminales vendía en el mundo, por detrás de Apple, Samsung, Xiaomi, Oppo, Vivo y Huawei.

EL PAÍS ha probado durante unos días el Realme 8 Pro, que está disponible en preventa en azul y negro desde 279 euros. El móvil cuenta con una pantalla AMOLED de 6,4 pulgadas y es menos pesado que sus antecesores. Con 176 gramos de peso y un grosor de 8,1 milímetros, resulta bastante cómodo en mano. Su trasera tiene un acabado en mate con un efecto brillante en el que apenas quedan marcadas las huellas de los dedos. En la parte superior izquierda, cuenta con un módulo de cámaras rectangular que sobresale ligeramente y agrupa cuatro sensores. En el lateral derecho de la trasera, el terminal tiene escrita la frase “dare to leap” (atrévete a saltar, en español).

Probablemente algunos usuarios, especialmente los aficionados a los videojuegos, echen en falta que la pantalla tenga una mayor tasa de refresco. La tasa de refresco es la cantidad de veces que la pantalla actualiza la imagen que muestra por segundo. Cuanto más alta sea, las animaciones y los desplazamientos entre pantallas se ven más fluidos. La tasa del Realme 8 Pro aún es de 60 Hz —como la de los iPhone— frente a los 120 Hz a los que llegan gran parte de los mejores smartphones en el mercado.

Además de una cámara frontal de 16 megapíxeles, el Realme 8 Pro tiene 4 cámaras traseras. Se trata del primer móvil de la compañía que incorpora un sensor de 108 megapixeles. También cuenta con un ultra gran angular de ocho megapíxeles, un macro de dos megapíxeles y un sensor dedicado a la cámara de blanco y negro de dos megapíxeles. En general, de día los resultados son bastante positivos y se consigue una colorimetría realista. Eso sí, en ocasiones se observa una pequeña sobresaturación. De noche, la cámara sufre un poco más. A veces se echa en falta algo más de nitidez y detalle, especialmente al acercar las fotografías con la lupa.

La compañía asegura haber mejorado el modo de paisaje nocturno y de constelación para reducir el ruido en las imágenes. Además, la cámara incluye algunas funciones curiosas como la de “vídeo de vista dual”, que permite grabar a la vez con los sensores delantero y trasero, o el modo “retrato mixto IA”, que sirve para hacer un vídeo de un paisaje y combinarlo con otro vídeo de una persona.

Cargar el móvil en 45 minutos

El Realme 8 Pro tiene el procesador Snapdragon 720G, 6 u 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. También cuenta con una batería de 4.500 mAh y carga rápida de 50W. Con ella, es posible llenar al 100% la batería en unos 45 minutos y en menos de 20 minutos, se consigue el 50%. Para esta marca china, cargar el móvil de forma rápida es desde hace tiempo una de sus prioridades. De hecho, el Realme 7 Pro ya permitíareponer la carga en poco más de media hora.

Además, el fabricante asegura haber preparado el Realme 8 Pro para aquellas situaciones en las que apenas se dispone de batería. Según la compañía, incluso cuando es inferior al 5%, es posible dejar el terminal en un modo de reposo hasta 32 horas. En general, con un uso normal del teléfono inteligentela batería se extiende durante una jornada sin dificultad. Realme promete autonomía suficiente para hacer llamadas durante 33 horas, utilizar Spotify 82 horas, jugar ocho horas, usar WhatsApp 22 horas o visualizar vídeos en Youtube 20 horas.