El “Viagra” podría prolongar la vida de hombres con problemas del corazón y reducir el riesgo de sufrir un nuevo infarto

Así lo informó un estudio reciente del Karolinska Institutet, en Suecia, publicado ayer en el Journal of the American College of Cardiology. Los investigadores buscaron comparar el efecto del alprostadil y los inhibidores de la PDE5 en personas que tuvieran enfermedades coronarias

Los hombres con enfermedades arteriales coronarias estables que tomen Viagra debido a la impotencia podrían vivir más tiempo y tienen un menor riesgo de sufrir un nuevo ataque cardíaco, de acuerdo a un estudio elaborado desde el Karolinska Institutet, en Suecia, publicado en el Journal of the American College of Cardiology.

La impotencia puede ser una señal de alerta temprana de enfermedad cardiovascular en hombres sanos y se trata localmente con alprostadil, que dilata los vasos sanguíneos para que el pene se endurezca, o con los llamados inhibidores de la enzima fosfodiesterasa-5 (PDE5), como Viagra o Cialis, que se toman en forma de pastilla por vía oral antes de mantener relaciones sexuales, inhibiendo la enzima PDE5 en el pene para aumentar el flujo sanguíneo.

Dado que los inhibidores de la enzima PDE5 disminuyen la presión arterial, anteriormente no se recomendaban para hombres con enfermedad de las arterias coronarias debido al riesgo de ataque cardíaco.

Sin embargo, en 2017, el médico cardiólogo Martin Holzmann, profesor adjunto de Epidemiología en el Departamento de Medicina Interna de Solna, en el Karolinska Institutet, junto con un grupo de colega demostraron que los hombres que han tenido un ataque cardíaco toleran bien el fármaco y que, incluso, puede prolongar la esperanza de vida, dado que los protege contra nuevos infartos e insuficiencias cardíacas.