Con un aproximado de 120 familias damnificadas Tuluá declarará urgencia manifiesta

Con un 95% de zona rural afectada, el panorama en el municipio de Tuluá está bastante gris, debido a la ola invernal que azotó el sector montañoso dejando familias damnificadas, viviendas y cultivos destruidos, y en especial vías en pésimo estado.

De acuerdo con el coordinador de Gestión del Riesgo de Tuluá, Jhoanny Arce, con un promedio de 120 familias damnificadas el Municipio declarará urgencia manifiesta con el fin de poder recibir recursos del Gobierno Nacional para ayudar a estos núcleos familiares y atender la emergencia.

Con la colaboración de la comunidad campesina, se lograron evacuar algunos adultos mayores y embarazadas del corregimiento de Puerto Frazadas que requerían asistencia médica.

Por su parte, los organismos de socorro llegaron hasta Puerto Frazadas, pese a las dificultades de desplazamiento teniendo en cuenta que no hay paso porque la carretera se dañó casi en su totalidad; y este miércoles tienen programado entregar unas ayudas en el corregimiento de Venus.

De igual forma la compañía de electricidad trabaja en la zona con la finalidad de restablecer el fluido eléctrico que perdió el sector rural a causa del vendaval y la avalancha registrada.