COVID-19: una nueva variante brasileña enciende las luces de alerta

Un grupo de investigadores de Brasil identificó una nueva mutación del COVID-19 que está circulando en diferentes regiones del país desde hace semanas y que, así como la llamada variante brasileña (P1), es más contagiosa que la original.

La nueva variante fue identificada luego de que investigadores de cinco diferentes centros científicos y universitarios del país realizaran la secuencia genética de 195 muestras del virus recogidos en 39 diferentes municipios de Brasil.

Los análisis genéticos identificaron en tres de las muestras una nueva variante del virus SARS-CoV-2, con una mutación que ya ha sido asociada a una mayor contagio, informó en un comunicado el Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC), vinculado al Ministerio de Ciencia y Tecnología y que coordinó el estudio.

De acuerdo con el centro científico, los resultados de los análisis fueron depositados el jueves en diferentes bases de datos públicos internacionales y sometidos ese mismo día a la aprobación de una revista científica internacional para la publicación del respectivo artículo de identificación de la nueva variante firmado por 22 investigadores brasileños.

Según el estudio, la nueva variante del virus SARS-CoV-2 posee la mutación E484K en su proteína S, presente en otras variantes y que ya ha sido asociada con una mayor capacidad de transmisión. Se trata de la misma mutación identificada en las variantes brasileña y británica.

Los investigadores concluyeron que la nueva variante circula en Brasil por lo menos desde agosto del año pasado y que ya se propagó por cuatro de las cinco regiones del país.

Esta tiene un linaje diferente a la de la P1 (variante brasileña surgida en la Amazonia), que ha generado preocupación mundial, a la que se le atribuye el recrudecimiento de la pandemia en Brasil y que ha llevado a varios países a suspender los vuelos procedentes desde territorio brasileño.

Los científicos hasta ahora no han establecido si la nueva variante es capaz de resistir a los anticuerpos ya generados por personas que contrajeron el nuevo coronavirus o que fueron vacunadas.