India se encamina a bloquear Huawei por cuestiones de seguridad

La empresa paraestatal china quedaría fuera de todas las operaciones de telecomunicaciones en aquel país. Las tensiones se acrecentaron luego de las incursiones de Beijing en la frontera

India se encamina a bloquear a sus operadores de telefonía móvil para que no utilicen equipos de telecomunicaciones fabricados por la china Huawei, dijeron dos funcionarios gubernamentales, según las normas de contratación que entrarán en vigor en junio.

Nueva Delhi se muestra cautelosa a la hora de adjudicar negocios de nueva tecnología a empresas chinas tanto por temor a la seguridad como por el deseo de que los fabricantes indios produzcan más equipos de telecomunicaciones.

Los intentos para frenar el peligroso avance de Huawei -y del régimen chino, que la controla-ha provocado prohibiciones o límites en el uso de sus equipos en todo el mundo, pero la situación en India se ha visto agravada por las tensas relaciones entre Nueva Delhi Beijing en su frontera compartida.

El Departamento de Telecomunicaciones de India dijo el miércoles que después del 15 de junio los operadores solo pueden comprar ciertos tipos de equipos de “fuentes confiables” aprobadas por el gobierno y dijo que Nueva Delhi también podría crear una lista negra de “no adquisiciones”. Es probable que Huawei aparezca en esta lista de embargos, dijeron a Reuters los dos funcionarios, que se negaron a ser identificados.

No podemos priorizar las ganancias económicas si una inversión representa un riesgo para la seguridad nacional”, dijo uno de los funcionarios.

El Departamento de Telecomunicaciones, que no hizo comentarios el jueves sobre Huawei, aún debe proporcionar más detalles sobre los planes de fuentes confiables o una lista negra de adquisiciones. Sin embargo, un tercer funcionario, que también se negó a ser identificado, dijo a Reuters que ZTE Corpotra firma china que tiene una presencia más pequeña en India, también podría ser excluida.

Huawei ZTE están bajo escrutinio por supuestamente instalar vulnerabilidades de “puerta trasera” para que el régimen de Beijing controlado por Xi Jinping pueda espiar tanto a rivales como a gobiernos y ciudadanos comunes. Como es de esperar, ambos niegan las acusaciones y Huawei ha dicho previamente a Reuters que está listo para entrar en un acuerdo “sin puerta trasera” con India para disipar las preocupaciones de seguridad.

Huawei ZTE no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Dos de los tres grandes operadores de telecomunicaciones de la IndiaBharti Airtel Vodafone Idea, utilizan equipos de Huawei. Es probable que cualquier restricción en los equipos de la empresa paraestatal china eleve los costos, dicen los analistas de la industria. Los contratos de mantenimiento de redes y equipos de la empresa china suelen ser más baratos que los de sus competidores europeos, como Ericsson Nokia, y la disponibilidad de dichos equipos en India es limitada.

India ha comenzado a acelerar las aprobaciones de algunas de las más de 150 propuestas de inversión chinas por valor de más de $ 2 mil millones que había suspendido después de un enfrentamiento en junio entre los dos vecinos en la disputada frontera del Himalaya.

Hemos comenzado a dar algunas aprobaciones a propuestas de inversión incluso de China, pero no daremos ninguna aprobación en sectores como infraestructura de telecomunicaciones y finanzas”, dijo a Reuters un alto funcionario del gobierno.

Los funcionarios también dijeron que es poco probable que India revoque la prohibición del año pasado de más de 100 aplicaciones móviles chinas o permita a las empresas chinas ofertar por participaciones en empresas estatales como Air India y la refinería Bharat Petroleum Corp Ltd. India planea recaudar 23 mil millones de dólares en los 12 meses a partir del 1 de abril mediante la venta de empresas estatales. El Ministerio de Finanzas de India no respondió a una solicitud de comentarios.

El choque fronterizo entre India China, el peor en casi cuatro décadas, había deteriorado las ya frágiles relaciones y “recuperar la confianza sería un largo camino desde aquí”, dijo una de las fuentes.