El FMI pide a Duque buscar consenso para elevar respaldo a países

El presidente Iván Duque dijo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le confirmó que propondrá un aumento de las reservas en la entidad de sus países miembros, como una manera para respaldar a sus países miembros en la crisis global que desató la pandemia del coronavirus.

Durante la reunión de Prosur celebrada ayer, Duque dijo que había dialogado con Kristalina Georgieva, directora-gerente del Fondo, quien le había dicho que el organismo tiene la propuesta “para que se pueda hacer una emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG), en este caso con un monto muy superior al que se vio en la crisis del año 2009”.

Los Derechos Especiales de Giro (DEG) son los activos de reserva del FMI, y funcionan como una moneda que se puede expresar en su equivalente en diferentes divisas. Así las cosas, al aprobarse esa emisión, esto le permite al Fondo asignarle una especie de cupo a los países que necesiten, pues esto se traduce en un mayor respaldo del FMI para esas naciones frente a su nivel de reservas.

Por ejemplo, las reservas internacionales con las que Colombia respalda sus operaciones de deuda en el exterior, entre otras operaciones, suman más de 59.000 millones de dólares. En el evento de que se aprueben los DEG, al país le podría corresponder un cupo o respaldo del FMI que le permita, en teoría, elevar sus reservas más allá del saldo actual, dependiendo del cupo asignado con esos DEG, explica José Andrés Romero, representante por Colombia ante el FMI.

La emisión que se viene contemplando podría ser equivalente a 500.000 millones de dólares, y para ser aprobada se necesita del 85 por ciento de los votos de los países miembros del organismo.

Una cifra similar fue planteada a comienzos del 2020 con el arribo de Georgieva al del FMI. La iniciativa se presentó antes de que el covid-19 alcanzara dimensiones pandémicas y, en su momento, no contó con el voto de Estados Unidos, país con mayor peso en la junta de Fondo (16,51 por ciento).

El voto de cada país tiene un peso equivalente a sus aportes como accionista al Fondo.
Según el presidente colombiano, la posible emisión “es una buena noticia” y debe traducirse “en la asignación de recursos para aumentar las reservas de nuestros países”.

“Es decir, esto constituye un mecanismo rápido, oportuno y necesario para este año, enfrentando las consecuencias económicas del covid-19”, señaló Duque.

Romero explicó que se busca ahora es que Colombia, en cabeza del presidente Duque, busque un consenso entre los países latinoamericanos para que se vote en bloque en la próxima reunión del Fondo en la que se trate este tema.

Dijo, además, que la importancia de los DEG radica en que con esa emisión los países más pobres y de medianos ingresos, entre los que se encuentra Colombia, puedan tener acceso a créditos y liquidez para enfrentar los retos que trae la pospandemia.

“Al país le beneficia aumentar sus reservas porque esto le permite acceder a créditos más económicos y lograr un mejor respaldo de su deuda pública”, precisó el funcionario.

La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, dijo que, si bien una expansión en los recursos del FMI podría ayudar a los países de bajos ingresos en la lucha contra el coronavirus, el G-20 y otros deben trabajar para “una mayor transparencia y responsabilidad”.

La ampliación de los DEG sería respaldada por países como Francia e Italia cuyos votos tienen un peso de 4,03 y 3,02 por ciento dentro del organismo internacional.

Precisamente, este viernes los países miembros del G-20, entre los que se encuentran Francia, Alemania, Brasil, Italia, Canadá, Australia, se reunirán y se espera que de este encuentro salga un pronunciamiento en bloque frente a la necesidad de que haya una nueva emisión de DEG que les permita a los países más vulnerables reactivar sus economías.

“Los países del G-20 discutirán mañana (hoy) el tema, pero si hay un consenso entre los países latinoamericanos, se le envía un mensaje a este bloque de países más desarrollados. Y si en esta reunión los G-20 como bloque apoyan, ya sería un tema de trámite de avanzar en los procesos del FMI para dar ese paso definitivo”, señaló Romero.

Uno de los primeros pasos es socializar la iniciativa y sus alcances entre los países. Al interior del FMI existen estudios que soportan estas de decisiones.

Para el representante de Colombia ante el Fondo, la socialización es clave, así como la definición de cuántos DEG se emitirán, “saber cuál es el número que se acerque a las necesidades de los países, discutir cómo se aumentarán los DEG y cómo se le dan herramientas a los países para que sus recursos sean bien invertidos”.