Vacunación arranca este mes con más de un millón de dosis disponibles

En menos de tres semanas, Colombia dará inicio en la práctica al reto sanitario más importante de su historia: vacunar a cerca de 35 millones de colombianos contra el covid-19 para intentar ponerle fin a la pandemia. Para ello, se ha echado a andar una estrategia que involucra a todos los actores del sistema de salud con un soporte administrativo y económico derivado del Gobierno Nacional.

De acuerdo con el decreto 109 del 29 de enero pasado, que dejó en firme el Plan Nacional de Vacunación contra el coronavirus, todo el proceso estará orientado por principios de solidaridad, eficiencia, equidad, enfoque diferencial y transparencia, entre otros, en un contexto progresivo de cinco fases.

La primera de ellas es la que comenzará el próximo 20 de febrero, con una primera etapa en la que se cubrirá, en primer lugar, todo el talento humano de la salud de primera línea. Según se ha estimado, se espera cubrir al 90 por ciento de los 350.000 de estos colombianos. De hecho, según el ministro de Salud, Fernando Ruiz, la primera dosis se administrará a cada uno de estos trabajadores.

Luego se comenzará a inmunizar a 93.101 sanitarios que apoyan esa primera línea y después la vacuna llegará al menos al 70 por ciento de los 1’237.921 que están por encima de los 80 años en el territorio nacional.

De acuerdo con los nuevos plazos presentados por el Ministerio de Salud, al terminar el mes de febrero estarían disponibles al menos 1’113.240 vacunas. Para marzo se espera la llegada de otros 2’314.620 dosis; en abril, 5’595.886; en mayo, 5’455.886, y en junio, 6’859.888. En total, para ese mes, deberían haber aterrizado en el país 21’339.520 dosis, que son la tercera parte del total (61’500.000) que espera el Gobierno este año.

“Esta disponibilidad puede ir variando, pero esta es la proyección al día de hoy”, dijo el ministro Ruiz al cierre de esta edición.

Las siguientes etapas

Y si bien no hay una meta específica de tiempo para cubrir la primera etapa, se sabe que después del personal sanitario y los mayores de 80 años se entrará en la segunda etapa, en la que se espera dar el biológico al menos al 70 por ciento del resto del talento humano en salud, que son 560.000 trabajadores, y al 80 por ciento de la población entre los 60 y los 80 años (5’114.161 personas)

En la tercera etapa estarán el 75 por ciento de los habitantes de Colombia entre los 16 y los 60 años que tengan alguna de las comorbilidades que aumentan el riesgo de covid-19 (1’871.573) y más de 400.000 profesores.

En la siguiente etapa, la cuarta, se incluirán a todos los cuidadores institucionales, otras ocupaciones prioriozadas y otras poblaciones en riesgo, que en total suman más de 3,5 millones de personas.

Y en la última etapa se cubrirá el 85 por ciento de los ciudadanos entre los 16 y los 60 años que no tengan comorbilidades y que representan casi 15 millones de personas.

Vacunas aseguradas

El ministro de Salud ha insistido en que este plan está cubierto en su totalidad a través de los acuerdos bilaterales con las farmacéuticas Pfizer (10 millones de dosis), AstraZeneca (10 millones), Janssen (9 millones), Moderna (10 millones) y Sinovac (2,5 millones de dosis), que servirán para vacunar a 25’250.000 colombianos. Y los otros 10 millones de personas se inmunizarán con las dosis que aterrizarán por vía de la estrategia Covax (20 millones de dosis).

En ese contexto, el ministro de Salud dio a conocer que se espera para los próximos días la llegada de los primeros anticipos de Covax: 117.000 de Pfizer y entre 2,5 millones y 4,3 millones de las de AstraZeneca. Y si bien no hay fechas puntuales, Ruiz Gómez sí afirmó que el 15 de febrero se espera recibir las primeras.

“Nosotros hemos tenido ya comunicaciones por escrito de Covax donde se plantea la fecha de entrada el 15 de febrero y nuestra expectativa es empezar apenas nos llegue, por lo que tendremos alrededor del 20 de febrero la llegada de las vacunas que vienen de Sinovac y en esta semana tendremos información de otras que también llegan”, afirmó el ministro.

En cuanto a la manera en que serán distribuidas las vacunas en el territorio nacional, dijo que la recomendación ha sido que aquellas que requieren ultracongelación vayan a centros urbanos donde la posibilidad de pérdida es menor, teniendo en cuenta que al abrir una caja de vacunas tiene un periodo cercano a los cinco días para la aplicación, y transportarlas a entornos rurales sería muy complejo.