Programas de Arqueología Preventiva permiten al Inciva reconstruir la historia prehispánica del Valle del Cauca

La Gobernación del Valle del Cauca y el Inciva adelantan los procedimientos obligatorios para garantizar la protección del patrimonio arqueológico del departamento a través del Programa de Arqueología Preventiva.

Jonathan Velásquez, director de Inciva, manifestó que así se vela por la conservación del patrimonio mediante los programas de arqueología preventiva que la entidad realiza en las principales obras de infraestructura que se ejecutan en la ciudad y en el departamento.

“Hay un compromiso por conservar y preservar la cultura ancestral y prehispánica y ponerla en conocimiento de todos los vallecaucanos para aprender sobre nuestros antepasados”, dijo el funcionario.

Los hallazgos de tumbas generalmente presentan restos óseos humanos que son sometidos a análisis de caracterización bioantropológica con el objetivo de determinar sexo, edad, esperanza de vida, así como conocer la dieta de los antiguos pobladores y las enfermedades que padecían, lo cual da pistas sobre sus costumbres y formas de vida.

Natalia Robayo, arqueóloga de Inciva, dijo que, “los Programas de Arqueología Preventiva comprenden tres fases fundamentales como lo son la etapa de campo, laboratorio, puesta en valor de divulgación o arqueología pública. La etapa de campo, es el momento en que el arqueólogo en obra, excavaciones y maquinaria. La de laboratorio es el análisis de documentos, fotografías, muestras de suelo y materiales recuperados”.

  Agregó que “Una vez tenemos esta interpretación podemos determinar quienes vivieron y en que época se inician los procesos de divulgación a la comunidad”.

Con programas de arqueología preventiva como el realizado en el proyecto de ampliación de la vía Cali-Crucero de Candelaria, se logró identificar antiguos sitios de ocupación y de entierros correspondientes a dos períodos culturales diferentes: Malagana y Quimbaya Tardío.

De igual manera con el rescate y monitoreo arqueológico en la obra de ampliación de la antigua vía Cali-Yumbo, los arqueólogos de Inciva excavaron tres tumbas de pozo y cámara a profundidades de 2.50 metros, las cuales contenían restos de individuos de diferentes edades acompañados de vasijas de cerámica y elementos líticos. Este hallazgo permitió inferir la posibilidad de que las sociedades del período Malagana hayan ocupado la margen oriental del río Cauca.