Colombia presenta bajas tasas de mortalidad por covid-19

A la par que la pandemia ya acumula más de 2 millones de víctimas en el mundo, al ser los fallecidos un indicador objetivo de los efectos del virus sobre la población, es importante referenciar que existe una serie de elementos técnicos necesarios para comparar estos números entre regiones y países.

Según Pedro Cifuentes, experto en salud pública, la referencia de números absolutos, si bien puede dar una dimensión cercana en términos de conteos, distorsiona el seguimiento epidemiológico al hacer comparaciones, en razón a que existen variables ineludibles a la hora de realizarlas, una de ellas, dice, son los tiempos de ocurrencia porque en el caso del coronavirus no es lo mismo comparar las cifras de muertos de un país que empezó su proceso mucho antes que otro.

“Es natural que las variaciones en vías impliquen mayores acumulados en los lugares que llevan más tiempo, lo que exige hacer cortes específicos que equiparen los lapsos transcurridos en estos procesos”, agrega el experto.

También hay que tener en cuenta los tamaños de las poblaciones y los desenlaces fatales relacionados con el número total de afectados (tasas), insiste Cifuentes.

De hecho, los Estados Unidos con más de 414.000 muertos, encabeza la lista en números absolutos, sin embargo, una medición más acertada de este indicador, al tomar los fallecimientos por millón de habitantes, lo ubican en el puesto 11, con 1.247 muertos por millón.

Lo mismo ocurre con Brasil que, con más de 211.000 muertos, es el segundo en números absolutos, pero en realidad ocupa el puesto 26 en la tasa por millón de habitantes, con 992.

Caso especial, por ejemplo, tiene la India que con 152.886 fallecidos, en realidad tiene 110 muertos por millón de habitantes y se ubica en el lugar 104 de este escalafón.

En el caso de Colombia, el país ocupa el puesto 27 con 965 muertos por millón de habitantes, muy por debajo de México, que tiene 1.101, Argentina con 1.014 y muy lejos de Bélgica que encabeza el listado de muertos por millón de habitantes por covid-19, con 1.913 víctimas. 

Por otro lado, Cifuentes manifiesta que es importante revisar las tasas de letalidad que deja la pandemia, que es el porcentaje de muertos, relacionados con el total de casos y en ese sentido, Colombia es uno de los más bajos, con el 2,5 por ciento, si se tiene en cuenta por ejemplo que Egipto tiene 5,5 por ciento, China 4,4 por ciento, Italia, 3,5 por ciento e incluso el Reino Unido, que tiene 2,6 por ciento. 

Estos datos resultan importantes a la hora de comparar dice Cifuentes, porque dimensionan de manera clara y objetiva, el impacto de la pandemia en las regiones, tomando como base sus poblaciones.

Y en este sentido vale la pena también mirar, agrega el experto no solamente las muertes, sino también los contagios por millón de habitantes que tienen por ejemplo encabezando la lista a Andorra con 123.361 y en esa misma escala, Estados Unidos baja al séptimo lugar con 75.037 infectados por millón, España está en el lugar 25 con 51.584, Brasil en el lugar 33 con 41.205, Italia en el puesto 35 con 39.961 y Colombia ocupa el lugar número 40, con 37.886 casos por millón.

Julián Fernández Niño, Director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud, manifiesta que comparar el curso de la pandemia entre países tiene dificultades, en razón a que los países presentan desigualdades en muchos factores e inciden no solo en el estado de salud de las poblaciones, sino también en la capacidad para atender.

Fernández manifiesta que no se pueden comparar países con contextos diferentes y tendrían que tomarse también la respuesta de ellos en sus respectivos contextos, incluidos sus determinantes sociales, en razón a que pueden modificarse en poco tiempo, e impactar de manera específica, no solamente en términos de casos, sino también en los niveles de mortalidad.

En el caso específico de Colombia, insiste Fernández, el país no ha estado exento del impacto negativo de muchos factores que inciden en la pandemia, sin embargo, tiene mejores desenlaces que México y Perú “que tristemente han sido los países que han presentado cifras más altas de contagio y muertes en Latinoamérica”.

Según insiste el Director de Epidemiología, el país ha logrado tener una mortalidad menor que la esperada, de acuerdo con los modelos epidemiológicos, dada entre otras cosas por las intervenciones no farmacológicas, el aumento de las camas de UCI y el aumento de la capacidad para realizar pruebas a nivel nacional.

Y remata diciendo, que si bien los análisis comparativos de la pandemia entre países ofrecen perspectivas relevantes, esto exige definir con claridad los contextos, porque en muchas oportunidades “la metodología y los momentos de análisis, no son comparables, insiste Julián Fernández, por lo que siempre hay que tener referencias objetivas.