Senadores de la FARC rechazan II Asamblea Extraordinaria de los Comunes

Victoria Sandino e Israel Zúñiga, más conocido como Benkos Biohó, manifestaron que no participarán de este encuentro al considerarlo antidemocrático y en contravía de lo pactado en La Habana.

A cuatro días de la instalación de la II Asamblea Extraordinaria de los Comunes del partido FARC, los senadores Victoria Sandino y Israel Zúñiga, más conocido como Benkos Biohó, y Joaquín Gómez manifestaron su desacuerdo con esta convocatoria y anunciaron que no participarán de esta.

“Como firmantes del Acuerdo, fundadores y militantes del partido vemos que la denominada II Asamblea Extraordinaria de los Comunes, convocada por un sector del partido de la Rosa, entre el 22 y 24 de enero, va en contra vía del espíritu del Acuerdo de Paz, de nuestra tradición revolucionaria y de los elementales principios democráticos consagrados en la normatividad vigente”, se lee en la carta.

En el espíritu de la misiva, hay un discurso que habla de una crisis dentro del partido, así como un “manejo autoritario y excluyente” del partido. Prueba de ello, cuestionaron que a esta asamblea solo estén invitados 230 delegados que representan a 6.000 militantes, cuando la colectividad cuenta con 1.200 delegados que cobija a 12.000 excombatientes.

“Una Asamblea que niega siquiera abrir discusiones que sus delegados proponen, es un atentado contra la reincorporación política y los derechos de los firmantes de la paz”, reiteran los senadores y Joaquín Gómez.

Por eso, anunciaron que no participarán de este encuentro que, a su juicio, “estigmatiza opiniones políticas críticas”, sin embargo, en esta situación adversa ven la oportunidad de unión y de ratificar los compromisos suscritos en Cuba. “Invitamos a la militancia a no renunciar ni al partido ni al Acuerdo, sino a buscar conjuntamente salidas a estas crisis”.

Sandino, Zúñiga y Gómez llaman a los “excluidos y desconocidos por un sector de la actual dirección del partido a construir mancomunadamente espacios para ganar la reincorporación integral y continuar nuestra lucha por la paz y las transformaciones sociales”.

Igualmente, pidieron ayuda a la II Misión de la ONU y a los garantes del proceso (Cuba y Noruega) para no desistir del seguimiento a los temas importantes tras la firma del Acuerdo, entre ellos el componente político, para garantizar de forma plena la implementación.

Para los firmantes de la carta, los temas en los que se debe de concentrar ahora la colectividad son en el avance de la implementación, la reincorporación integral, la comparecencia y defensa ante la Jurisdicción Especial para la Paz, el asesinato a excombatientes y líderes sociales.

Además de alertar esto, anunciaron que interpondrán acciones legales, pues, explicaron que, “no queremos legitimar esta trampa contra los intereses de los excombatientes” y no quieren que el partido “termine convertido en un cascarón privatizado”.