Educación: de vuelta a las aulas, con alternancia

El próximo año estará marcado por el regreso a las aulas. Si bien en los últimos meses se han implementado los primeros pilotos de alternancia en colegios, así como los laboratorios presenciales en universidades, esto es apenas un abrebocas de lo que depara el 2021, con su regreso a la nueva normalidad.

la ministra de Educación, María Victoria Angulo, la alternancia será el método de enseñanza durante 2021: “Frente a la duración del modelo hay que esperar varios factores, como lo es la vacuna y el proceso de inmunización. Mientras eso sucede debemos mantener las medidas de distancia física y bioseguridad; es decir, trabajar en alternancia”.

Pero esto implicará enormes retos. Uno de ellos será la implementación de los protocolos de bioseguridad. Para ello, el Ministerio de Educación ya destinó recursos por 400.000 millones de pesos para hacer todas las adecuaciones necesarias en los establecimientos educativos.

A esto debe sumarse la reestructuración de los currículos para poder dar clases presenciales guardando las medidas, así como clases virtuales o demás actividades académicas en los lugares del país donde no se cuenta con conectividad.

“El otro año será de grandes cambios en el sector. Habrá que ponerse al día con los problemas de aprendizaje generados durante la pandemia, fortalecer la conectividad a todo el país para que las brechas no se acentúen y seguir tomando decisiones para evitar la deserción en todos los niveles, que podría acentuarse”, señaló Alfredo Jaramillo, analista en temas educativos.

Para Francisco Estupiñán, investigador en educación virtual, la formación en línea seguirá siendo predominante en 2021: “Si bien es cierto que la vuelta a las aulas es inevitable, las condiciones sanitarias aún no son suficientes para que se haga de manera total, por ello modelos como la alternancia.

“En este contexto, la educación virtual no solo seguirá siendo importante, sino que ganará terreno. Y esto se verá en la creación de nuevos programas académicos. De hecho, al contrario de lo que se creía, las universidades han empezado a pedir nuevos registros calificados para carreras en línea, y el otro año seguramente seguirán con ese proceso”.

El experto también destacó que en los colegios se verá un fenómeno similar: “Claramente deberán fortalecer su componente digital porque no darán todas sus clases presencialmente. Y a esto debemos sumarle lo que será un crecimiento exponencial en matrículas de colegios virtuales, una alternativa que muchos padres empezaron a descubrir gracias a la pandemia”.