En un parqueadero de Tuluá fueron hallados más de 600 kilos de clorhidrato de cocaína.

El alijo venía oculto en una novedosa caleta, fundido en tubos de concreto para disposición de aguas servidas

La Policía Nacional, a través de la Dirección de Tránsito y Transporte, logró un importante resultado gracias a la incautación de 624 kilos de clorhidrato de cocaína. A través de los planes de inspección a los diferentes parqueaderos públicos del departamento, se verifica una volqueta la cual llevaba días en el establecimiento sin tener datos del dueño y/o conductor del automotor.

Se procede a verificar la carga encontrando en su interior 13 tubos de concreto, utilizados para la disposición de aguas servidas.

Los uniformados, los cuales realizan una perforación superficial con taladro, este expele un olor fuerte y característico al de clorhidrato de cocaína, por tal motivo el vehículo es trasladado hasta las instalaciones de la Seccional de Tránsito y Transporte en el municipio de Palmira para una revisión exhaustiva; encontrando 624 paquetes del alcaloide fundido a las paredes de estos tubos de concreto.

El alcaloide está avaluado en más de 1 millón de dólares y gracias a información recolectada por funcionarios de inteligencia policial, se logró determinar que esta droga tenía como destino Estados Unidos donde este alijo tiene un valor aproximado de 4 millones de dólares.

Vehículo y sustancia estupefacientes dejados a disposición de la fiscalía general de la nación.

Posted by La Voz De Los Robles on Monday, August 31, 2020