Mato a un hombre, le hurto su joyería y luego subió las fotos a redes sociales que finalmente llevaron a su captura.

La víctima había hospedado al hombre de nacionalidad venezolana en su casa .

La investigación de la Fiscalía se inició por la alerta dada por una amiga de la víctima. La mujer informó que encontró, el pasado 21 de agosto de 2020, al abogado Álvaro López Sánchez envuelto en una cobija en uno de los cuartos de su casa del barrio Obrero de Palmira, con signos de descomposición.

De acuerdo con la inspección técnica preliminar realizada por expertos forenses del CTI, López Sánchez estaba desnudo, amarrado de pies y manos con cinta, que también cubría su boca y nariz, por lo que se determinó preliminarmente que la víctima pudo haber muerto por asfixia. No se encontraron signos de violencia en su cuerpo.

Al parecer, la víctima había llevado a Edwin Rodríguez Rodríguez a su casa, donde lo hospedó por casi tres semanas, siendo reiteradas las veces que había sido visto cenando con Álvaro López en el inmueble.

Por unas fotos…

Días después, los familiares de la víctima informaron que vieron en una red social fotografías de Edwin Rodríguez luciendo relojes, cadenas y un teléfono celular, elementos que fueron identificados como de propiedad de la víctima.

Una vez recibida la denuncia por el crimen, la Fiscalía Seccional adelantó en 48 horas las actuaciones judiciales que permitieron establecer que el presunto homicida, habría participado en el homicidio del abogado y, al parecer, aprovechó para hurtarle elementos que tenía en su casa.

Asimismo, a través del manejo de fuentes humanas, se estableció, por investigadores de Policía Judicial de la Sijin de la Policía Valle, que el joven extranjero había abordado un bus de transporte intermunicipal en Cali con destino a Bogotá, desde donde pretendía viajar para cruzar la frontera rumbo a su país de origen.

Alertada la Policía en Bogotá de la noticia criminal, varios uniformados lograron ubicar en la terminal de transportes de esta ciudad a quienes pretendían viajar a Cúcuta. En el sitio se logró identificar a José Edwin Rodríguez como uno de los viajeros y, al registrar su equipaje, le encontraron las joyas, relojes, anillos y cadenas que fueron hurtados a Álvaro López.
El hombre fue detenido y conducido a la URI de Engativá. Una vez leídos los derechos del detenido, José Edwin Rodríguez fue trasladado a la URI de Usaquén donde fue legalizada la captura, la imputación de cargos de la Fiscalía, y la medida de aseguramiento.

Asimismo, se solicitó a las autoridades penitenciarias y a las de salud revisar el estado médico del judicializado para garantizar que esté en buenas condiciones para su traslado al lugar de reclusión.

El ente acusador continúa con la investigación por la muerte de Álvaro López para establecer si hubo cómplices en su homicidio.