La carrera por encontrar la anhelada vacuna para contrarrestar el nuevo coronavirus sigue adelante.

Se trata de la compañía estadounidense de biotecnología Novavax, que anunció el martes que su vacuna experimental contra el covid-19 provocó una respuesta inmune robusta en su etapa inicial de prueba, produciendo más anticuerpos de los que están presentes en pacientes recuperados y con efectos secundarios generalmente tolerables.

Novavax informó que la etapa fase uno de su ensayo controlado con placebo involucró a 131 adultos sanos de entre 18 y 59 años, que recibieron en dos grupos dosis de cinco y 25 microgramos. Los efectos secundarios incluyeron dolor en el sitio de inyección, dolor de cabeza, fatiga y dolor muscular. Estos se clasificaron como leves a moderados, y ninguno fue grave.

Después de la primera dosis, todos los sujetos que recibieron la vacuna desarrollaron anticuerpos que bloquean la «proteína espiga» del SARS-CoV-2, que utiliza el virus para adherirse a las células. La mayoría también desarrolló «anticuerpos neutralizantes» que son más potentes y evitan que los virus infecten las células. Luego de recibir una dosis administrada 28 días después, todos los participantes tenían los anticuerpos neutralizantes más potentes. Los anticuerpos son proteínas que combaten las infecciones producidas por el sistema inmunitario.