Coronavirus: por qué a EE.UU. le va a ser más difícil que a otros países volver a la normalidad como pretende Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura que el país está listo para reabrir su economía y «volver a empezar», pero los científicos advierten que no será fácil ni rápido lograrlo.

Según ellos, será difícil eliminar las restricciones impuestas en la actualidad, porque EE.UU. aún carece de la capacidad para evaluar y rastrear infecciones de coronavirus en la escala necesaria.

Los estadounidenses observan con ansiedad cómo Europa se vuelve a abrir lentamente tras semanas de cuarentena.

Hay una intensa presión por parte de la Casa Blanca y de los líderes empresariales para que las cosas vuelvan a funcionar lo antes posible.

Existe un reconocimiento general de que a EE.UU. le puede llevar más tiempo salir de esto que a otros países, en parte por su gran tamaño y en parte porque respondió más tarde que otras naciones.

Para cuando reaccionó y ordenó el aislamiento el virus ya se había propagado, por lo que llevará más tiempo eliminarlo de la sociedad.

«Quien llega tarde es quien peor está posicionado en el mundo», dice Tom Bossert, exasesor de Seguridad Nacional del gobierno de Trump.

Bossert ayudó a desarrollar el plan de respuesta ante una pandemia que el presidente George W. Bush solicitó en 2005.